Cómo darle un giro a tu salón en 5 pasos muy sencillos

¿Estás cansada del aspecto de tu salón? ¿Te gustaría darle un cambio, pero no sabes muy bien cómo hacerlo? A continuación, te vamos a dar 5 ideas para renovar el salón de casa de manera sencilla y por poco dinero, sin tener que cambiar el mobiliario.

1. Redistribuye el mobiliario

El primero de todos los consejos y el más barato es que redistribuyas los muebles del salón. Pide ayuda para mover los muebles y no dudes en probar nuevas combinaciones. Cambia el sofá de lugar, la mesa, los sillones… Dale una vuelta a todo y explora todas las posibilidades del espacio. Y todo eso sin tener que comprar ningún mueble más. Para ahorrar esfuerzos puedes imaginar el espacio creando un croquis sobre el papel; sin embargo, por mucho que lo imagines, hasta que no veas la nueva distribución sobre el terreno no tendrás la certeza de si te gustará el cambio o no.

2. Láminas decorativas

Las paredes de tu salón dicen mucho del espacio. Hay quienes las mantienen diáfanas, limpias y sin ningún elemento y hay quienes cuelgan tantas cosas que es imposible saber de qué color es la pintura de la habitación. A veces basta con un par de detalles para darle un aire totalmente nuevo al salón.

Una solución ideal es decorar las paredes con láminas decorativas para imprimir, unos elementos a muy buen precio que ofrecen resultados espectaculares y que le darán una nueva vida a esta estancia de tu hogar.

3. Cambiar las cortinas

Las cortinas son más importantes de lo que piensas. El uso correcto de los textiles le confiere al salón un aspecto completamente diferente. Muchas personas se olvidan de la presencia de las cortinas y utilizan cualquier tela, cualquier color e incluso no se preocupan por cortarlas a la altura idónea para que no queden ni muy cortas ni arrastren en el suelo.

Unas buenas cortinas que vayan con tu mobiliario no deberían salirte muy caras y te sorprenderás del cambiazo que pueden darle al lugar.

4. Papel pintado

Con el paso del tiempo las paredes se van ensuciando y la pintura pierde viveza. Y esos son algunos de los motivos por los que tu salón puede verse un poco apagado y aburrido. Para cambiar por completo tu estancia, en vez de pintar el salón, puedes optar por colocar papel pintado en las paredes; es sencillo de poner, fácil de sustituir y su precio es más bajo que el de la pintura convencional. Además, hay una gran cantidad de diseños que pueden renovar por completo el espíritu de una de las habitaciones más utilizadas de tu hogar.

5. Añade texturas utilizando molduras

Jugar con los volúmenes y las texturas de las habitaciones siempre es una buena idea. Por suerte, a día de hoy no es necesario meterse en obras para añadir ese volumen. En el mercado hay infinidad de molduras que son muy fáciles de colocar en tus paredes. Los materiales son también muy diversos: escayola, madera… aunque ahora las molduras que están teniendo más éxito en la actualidad son las de poliestireno, un material súperligero y muy barato. También puedes optar por pintar las molduras dándoles más protagonismo y potenciando los volúmenes que vas a generar.

Ir arriba