Normalmente en una cocina los muebles que hay, son electrodomésticos útiles para cocinar y que al mismo tiempo den clase a tu clase a tu hogar.

Normalmente, este estilo oriental se utiliza para transmitir un ambiente de relax en la cocina, que te invite a pasar tiempo allí.

El equilibrio y la armonía son las claves de la decoración oriental. Siempre teniendo presente a la hora de decorar nuestra estancia o habitación las líneas sencillas, limpias, una buena iluminación natural, y pocos elementos decorativos pero inspirados en la cultura oriental, etc. En la cultura oriental, la cocina es una de las principales habitaciones de la casa, ya que simbolizan la riqueza de la familia.

Los colores neutros son los mejores para este estilo decorativo, especialmente aquellos que remiten a los colores tierra. Aunque a veces se puede recurre al rojo, ya que es un color muy importante en la cultura china.

En cuanto a los materiales, los naturales como la madera y la piedra, en este estilo de decoración son los más utilizados.

Es una estética muy lineal con rasgos minimalistas en la que son imprescindibles elementos vivos como plantas o peceras. 

Fuente: facilisimo

 

Compartir