Cómo elegir la mampara de ducha ideal para tu cuarto de baño

Cómo elegir la mampara de ducha ideal para tu cuarto de baño

mamparas de ducha

El paso de los años ha hecho que las familias cambiemos nuestros hábitos a la hora de diseñar el cuarto de baño. Si anteriormente se optaba por la instalación de bañeras en estos espacios de los hogares, esta tendencia ha ido perdiendo peso en favor de los platos de ducha. Este cambio también ha traído consigo el uso de mamparas de ducha, elementos que vienen a sustituir a las clásicas cortinas que se colocaban en las bañeras para impedir que el agua salpicara todo el suelo. Estas mamparas, además de ayudar a evitar estas situaciones, también se han convertido en elementos muy importantes a la hora de decorar el baño y darle personalidad. El problema que nos podemos encontrar es no saber elegir la mampara ideal para nuestro caso debido a la multitud de modelos que nos podemos encontrar.

Aunque pueda resultar complicado, al final todo se basa en tener claro que es lo que buscamos y que necesitamos. En este sentido es importante decir que todas las mamparas de ducha, están en SoloMamparas y que ahí podremos encontrar la ideal para nosotros. Pero ahora bien, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestra mampara de ducha? Sigue leyendo porque os damos algunas claves que os serán de gran ayuda en todo este proceso.

Espacio que tengamos en el baño

Lo primero que debemos tener claro a la hora de elegir una mampara del baño es la superficie con la que contaremos, ya que será la que nos marque el tipo de mampara que podamos instalar. En el caso de un baño pequeño, lo más recomendable puede ser la colocación de una mampara de puerta corredera o de frontal fijo que ayuda a ahorrar espacio. Por el contrario, si el espacio no es un problema, quizás una mampara de puerta batiente nos pueda dar mayor juego.

Definir nuestras necesidades

Igual de importante que conocer el espacio del que disponemos, es conocer nuestras necesidades. Aquí es importante que no serán lo mismo las necesidades de un niño, de un adulto o de un anciano con problemas de movilidad, por lo que siempre hay que intentar que la mampara elegida se adapta a esas necesidades. Por ejemplo, en el caso de las personas con movilidad reducida, quizá lo más recomendable es una mampara que ofrezca algún tipo de punto de apoyo.

Tipo de apertura de las puertas

El tipo de apertura de las puertas de la mampara vendrá marcado por el espacio disponible en el baño y la forma del plato de ducha. En este sentido, nos podemos encontrar varios tipos diferentes. Veamos a continuación algunos de los más utilizados.

También te puede interesar:
Cómo instalar azulejos en el baño

Puertas correderas

Suelen ser las más utilizadas hoy en día ya que se adaptan a cualquier tipo de baño. Estas puertas se deslizan por medio de guías hacia los lados de la mampara, por lo que no ocupa espacio del baño. En este caso nos podemos encontrar varias opciones como son mamparas con dos puertas correderas o con un panel fijo y una puerta corredera

Puertas batientes

Cuando hablamos de puertas batientes nos estamos refiriendo a aquellas puertas que bien se pueden abrir hacia fuera o hacia dentro de la ducha. En este caso se necesita más espacio para su instalación, pero tienen la ventaja de que permiten mejor el paso.

Panel fijo

Este tipo de mamparas suele ser muy utilizado en baños muy pequeños. Consiste en un panel que se ancla a la pared y que no se mueve, pero que impide que el agua salga de la zona de ducha.

Mamparas de ducha semicirculares

Como ya hemos comentado anteriormente, el diseño del plato de ducha también influye a la hora de instalar la mampara. No solo están disponibles para platos de ducha cuadrados o rectangulares, sino también para platos semicirculares. En este caso, las mamparas cuentan con puertas correderas para el paso de las personas.

Tipo de cristales de las mamparas

Básicamente nos podemos encontrar dos tipos diferentes de cristales en las mamparas de ducha. Cada uno de ellos con sus propias características. Veamos cuales son:

  • Cristal templado: Se trata de un cristal que está adaptado para el uso doméstico para evitar cualquier tipo de problema. Los podemos encontrar en diferentes acabados como pueden ser transparentes, serigrafiados o más opacos para evitar miradas indiscretas.
  • Acrílico: Suele ser más económico que la opción anterior pero también es más delicado a la acción de la cal del agua.

Perfil de la mampara

Por último hay que tener en cuenta la perfilería de las mamparas. La opción más utilizada suele ser el aluminio, un material muy duradero y que aporta elegancia al baño. La otra opción que nos podemos encontrar es el PVC, algo más económico pero que tiene la ventaja de que lo podemos encontrar en diferentes tonalidades.

Además de lo que hemos comentado a lo largo de nuestra publicación, ¿qué otros aspectos pensáis que son importantes tener en cuenta a la hora de elegir nuestra mampara de ducha? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Ir arriba