Hoy os propongo fabricar jabón con resto de jabones, para no desperdiciar nada de nada. Es muy sencillo realizar jabón a partir de restos que nos han quedado en la jabonera, para ello solo tienes que unir estos trozos al baño María y listo ¿quieres aprender a hacerlo?

Ya sabéis que no me gusta tirar las cosas así por que sí, por ello me encanta compartir ideas y opciones que podemos utilizar bien para aprovechar y reciclar cosas que tengamos en casa… ¡hoy le toca al jabón! No se a vosotros pero a mi me encanta hacer jabón, sobretodo si le añado algunas gotas de aceites esenciales. Es una gran idea, tanto para la limpieza como para dar aroma a ciertas estancias como el baño.

Desperdiciar los pequeños restos de jabón, en este artículo, no tiene cabida… por lo que hoy los vamos a aprovechar todos. Y cuando me refiero a todos, no hago distinción entre jabones líquidos o sólidos, puedes utilizar todo tipo de jabones… incluso los de lavar la ropa.

como hacer jabon

Para unir estos restos, basta con meterlos todos en una olla (o un recipiente resistente al calor) pequeña o mediana. Si hay pedazos más grandes, siempre puedes cortarlos para hacerlos más pequeños. Lo suyo es minimizar el tiempo de elaboración, para ello raya o corta en pedazos pequeños cada resto. Después, como comenté al comienzo del artículo, hemos de poner el contenedor en una olla grande, al baño maría. Esto lo hacemos para que se deshaga la materia.

Algo muy importante que debemos evitar, para que el jabón nuevo salga bien, es que el agua no llegue a hervir… hemos de mantener el agua tibia a una temperatura más o menos constante. Poco a poco todos los restos se van disolviendo, debemos conseguir una masa líquida bien homogénea.

Una vez que los jabones estén completamente líquidos, puedes añadir algunos aceites esenciales. Esta parte es opcional, pero a mi me encanta dar aroma a estos amiguitos… escoge el aceite que más te guste y añade tantas gotas como creas necesario (según las instrucciones o bien si quieres intensificar el aroma del jabón resultante) Por cierto, si quieres añadir color, también puedes hacerlo en esta etapa (puede ser tinte vegetal y no dañino de una tonalidad que te guste u otro tipo de colorante)

Remueve muy bien y cuando esté todo mezclado, utilizaremos unos moldes para dar forma. Estos moldes pueden ser de plástico, que soporten bien el calor; además pueden tener la forma que quieras. Recuerda que puedes utilizar todo tipo de moldes, mientras que el desmoldar no suponga ningún problema.

Para acabar, deja enfriar la masa líquida dentro de cada molde y listo. Como ves aprovechar los restos de otros jabones es de lo más sencillo y, además, podemos darles un nuevo aroma, color y forma a los nuevos resultantes. Ahora puedes decorar con ellos o bien utilizarlos como quieras.

foto: danielledoesdiy