El lavabo, el wáter, la bañera o el bidet… todo mueble y objeto para el baño se deteriora igualmente con el paso del tiempo. Pierden brillo y ya no lucen como al principio provocando un efecto visual bastante desagradable.

Cómo pintar nuestro mobiliario para el baño

Si alguna vez te planteaste el repara tu mismo el baño pero no sabes como hacerlo, en el artículo de hoy te damos algunos consejos que te pueden ser de gran utilidad.

Existen en el mercado algunos productos que nos ayudaran a renovar aspecto de nuestros muebles del baño. Por ejemplo las lacas para pintar las bañeras nos proporcionan un acabado muy similar al esmalte original. El tiempo que dura una de estas lacas puede ser de unos dos años.


Cuando nos queremos ahorrar un buen dinero en el arreglo del baño, estas lacas son una gran solución. Aunque en dos años tengamos que volver a pintar.

Para comenzar siempre debemos preparar muy bien las piezas que van a ser pintadas. Para proceder al lacado de bañera tenemos que contar con 3 componentes uno es laca de espejo, otro un endurecedor y el ultimo será el catalizador. Gracias a la reacción química la pintura se endurece. Por cierto, no desprende olores.

Cuando vamos a proceder al lacado debemos hacerlo con cuidado, ya que es una operación complicada, la cual debemos realizar en varios pasos.

Primero limpiaremos el baño de polvo, de esta forma evitaremos que alguna partícula quede pegada a la superficie que vamos a lacar.

La temperatura perfecta, para esta actividad será entre 20 y 22 grados. Las diferencias de temperaturas podrán alterar el material y el resultado final.

Una vez todo listo, y libre de polvo, preparamos el descalcificador y el limpiador. Primero llenamos la bañera con tres litros de agua, donde disolveremos el descalcificador esparciéndolo por la superficie varias veces. Ahora dejaremos actuar.

Después se procede con la limpieza, vamos a utilizar el limpiador de la laca. Este lo repartimos por la superficie y luego lijamos con el papel de lija.

Podemos utilizar igualmente una lijadora, aunque las zonas más curvas preferiblemente las lijaremos a mano. Retiramos muy bien el polvo y dejamos que la bañera se seque.

Ahora taparemos los grifos con plástico y protegemos los bordes de la bañera con cinta de carrocero –cinta adhesiva-

Comenzaremos a verter el endurecedor en la laca y agitamos con fuerza durante dos minutos como mínimo. Ahora añadimos el catalizador y agitamos otra vez. La mezcla comienza a fraguarse a los 40 minutos.

Para aplicar la laca debemos hacerlo con una pistola para pintar y dejaremos secar durante tres días con el baño cerrado. Se deberá de evitar polvo, insectos y cualquier cosa que pudiera adherirse a los objetos pintados.

Debemos leer las instrucciones de la laca que hemos comprado ya que no todas servirán para el inodoro.

Como veis no es una operación fácil pero si la llevamos a cabo cuidadosamente los resultados serán los mejores y nos ahorraremos un buen dinero.