¿Tus paredes muestran el acabado grumoso que tan de moda estaba? Si estás harto de ver día tras día tus paredes anticuadas y te gustaría darles un aire completamente nuevo y mucho más decorativo, no lo pienses más y atrévete con nuestro tutorial de cómo quitar el gotelé paso a paso.

Se entiende por gotelé aquella técnica de pintar paredes que consiste en esparcir pintura bastante espesa, plástica o al temple, sobre la pared. El resultado es un acabado grumoso muy particular que ha estado presente en nuestras casas durante muchos años. Y lo que en su día fue tendencia, hoy resulta tan poco atractivo que es normal que este tutorial de cómo quitar el gotelé te venga como anillo al dedo.

cómo quitar el gotele -  percheros creativando
Fuente: Creativando

Puede que el gotelé fuese lo más hace algunas décadas. De hecho, era uno de los acabados más habituales en lo que a pintar paredes se refería. Sin embargo, hoy es una técnica que está totalmente anticuada y que ya no se utiliza. De hecho, lo más normal es que se acabe eliminando de las paredes más tarde o más temprano. Que una cosa es que nos apasione el estilo vintage, y otra muy distinta tener que convivir con el gotelé.

cómo quitar el gotele pared marron
Fuente: Wikimedia

Si eres uno de los que sufren de gotelé en su casa y que cada día se horroriza más con él, no sufras. Existen varios procedimientos para acabar con el gotelé sin morir en el intento. Vamos, que es posible hacerlo casi sin esfuerzo y sin tener que invertir muchísimo tiempo y dinero en ello. Te contamos los distintos métodos que tienes a tu alcance.

Cómo quitar el gotelé aplicando un producto específico

Myland
Fuente: Mylands

Existen diferentes métodos para eliminar el gotelé de las paredes. El primero del que te vamos a hablar consiste en quitarlo aplicando un producto específico para ello. Lo que se consigue es reblandecer la pintura de forma que después se pueda quitar rascando con una especie de espátula, de una manera sencilla y sin casi esfuerzo.

Una de las ventajas de los métodos actuales para eliminar el gotelé es que puedes hacerlo tú mismo, con el consiguiente ahorro de dinero que ello supone. De hecho, hace algunos años no era tan fácil y quitar el gotelé se convertía en una tarea que elevaba bastante el presupuesto, puesto que había que encargarla a profesionales.

Hoy puedes acabar con este antiestético enemigo de tus paredes, tanto si es al temple, como si es de pintura plástica. Comienza por proteger bien el suelo de la habitación, así como los perfiles de las ventanas y el marco de las puertas. Ya sabes, cuánto más protejas, menos tendrás que limpiar después. Tampoco te olvides de retirar los rodapiés, y a continuación, diluye el producto (se trata de un ecoestabilizador) en un 10% de agua y aplícalo con ayuda de un rodillo por toda la pared de la forma más uniforme posible. Pulveriza toda la superficie con agua y espera un rato para que la pintura se reblandezca. Ahora rasca los grumos del gotelé con ayuda de una rasqueta (puedes hacerte con un kit adecuado que ya trae los productos y la rasqueta que necesitas).

Por último, y si el gotelé es de temple, pulveriza de nuevo agua sobre la pared y retíralo por completo con la cazoleta, una herramienta que se usa para este fin. En caso de que el gotelé sea de pintura plástica, tendrás que sustituir este último paso por la aplicación de una pasta niveladora.

Cómo quitar el gotelé con un producto cubregotelé

Myland
Fuente: Mylands

Esta forma de eliminar el gotelé suele utilizarse cuando es de pintura plástica, y no al temple. Después de rascar un poco los grumos de la pared (en especial si son muy grandes), se aplica un producto cubregotelé para taparlo y dejar la pared completamente lisa. Hay tres productos que se usan para tal fin:

  1. Producto en polvo: viene preparado para mezclar con agua y hacer la mezcla. Se aplica con espátula o llana y permite nivelar las superficies y alisar totalmente la pared. Se pueden alisar superficies de hasta 5 mm. de relieve aplicando una sola capa.
  2. Producto en pasta: ya se compra listo para usar. Solo hay que removerlo para que la textura sea homogénea y comenzar a trabajar. Aplícalo con ayuda de la espátula o la llana. Con la pasta puedes igualar paredes de hasta 4 mm. de relieve.
  3. Cubregotelé para aplicar con rodillo: es la forma más fácil de quitar el gotelé. Se trata de un producto menos espeso que la pasta que viene preparado para aplicar con rodillo. Para acabar con el gotelé no tienes más que extender el producto de forma homogénea para tapar el relieve (lo logras con una sola pasada).

Aquí te dejo este vídeo ilustrativo en el que profesionales de Leroy Merlin te cuentan cómo puedes quitar tú mismo el gotelé.

Si en algún momento has querido decorar tus paredes de forma actualiza e ingeniosa, como por ejemplo, con unos bonitos vinilos, papel pintado o un zócalo, seguro que lo primero que se te ha ocurrido es acabar con el dichoso gotelé. Y como habrás visto, no es tan complicado ni tan trabajoso terminar para siempre con este acabado setentero de las paredes. ¿Te animas con nuestro paso a paso de cómo quitar el gotelé de las paredes?

No olvides que después de todo el esfuerzo quitando el gotelé, también podrás mejorar el aspecto de tus paredes seleccionando una pintura adecuada para el espacio, y para ello, nada mejor que los simuladores de colores como el de pinturas Bruguer o el de pinturas Titan.