mueb1

Renovar nuestros muebles antiguos hasta convertirlos en muebles modernos e incluso innovadores requiere de un proceso muy cuidado, pero que nos dará grandes satisfacciones.  Se trata de un cambio de imagen que convertirá a nuestros muebles antiguos y deteriorados por el paso del tiempo en muebles adaptados a nuestros espacios más modernos y vanguardistas.

Disponer de espacio suficiente

Antes de comenzar con la renovación de un mueble es muy importante que dispongamos de espacio suficiente para realizar esta operación.  Debemos tener en cuenta que según el mueble de que se trate, deberemos desmontar cada una de sus piezas.

También es muy importante que protejamos el espacio a utilizar, usando plásticos que protejan tanto el suelo como las partes más débiles del mueble que deseemos renovar.  Lo más adecuado sería realizar esta labor en algún espacio como un trastero, o en el garage si disponemos de él.

Desmontar el mueble

Lo primero que debemos hacer es desmontar cada una de las piezas del mueble, dejandolas por separado, ya se trate de cajones, puertas, etc…  Estas piezas las deberemos trabajar cada una de forma independiente, desde el lijado hasta el pintado y barnizado posterior.

Lijar el mueble con mucho cuidado

Una vez desmontado el mueble, procederemos a lijar cada una de sus partes con mucho cuidado.   Debemos retirar toda la pintura o barniz anterior, ya que si no lo hacemos la nueva pintura se caerá en cuanto se seque o al poco tiempo.

Podemos lijar las diferentes partes del mueble con tacos de lija que usaremos manualmente.  Esto hará que la pintura y el barniz que apliquemos posteriormente se agarre a la madera de forma conveniente.  Tras el lijado, deberemos limpiar cada superficie con un trapo seco.

Pintar todos los elementos exteriores del mueble

mueb3

Después de lijar el mueble y haberlo dejado limpio y seco, procederemos a pintar las diferentes partes del mueble, tanto los cajones como la estructura del mueble.  No será necesario que pintemos las parters que no se ven.  Nos limitaremos a pintar tan solo aquellas partes que queden a la vista.  Para conseguir un color intenso y uniforme, lo más normal es que necesitemos dar dos manos de pintura.

Cambiar los accesorios del mueble

Podemos pensar que el pintado del mueble es la última operación a realizar, sin embargo, para obtener un resultado más satisfactorio deberemos prestar una especial atención a los accesorios del mueble y cambiarlos.  Generalmente, con sólo cambiar los tiradores de los muebles ya podemos obtener un resultado realmente impresionante, quedando el mueble como nuevo y realmente moderno.