Las chimeneas son de esos elementos que no se pueden quitar y poner fácilmente en un hogar. Suelen suponer un detalle con encanto añadido en el espacio en el que se encuentran, pero si no nos termina de convencer, quitarla no es tarea fácil.

Si tienes en casa una vieja chimenea que ya no encaja con el resto de la decoración, que no utilizas porque eso de estar pendiente de la leña requiere de demasiadas atenciones o simplemente que estás cansada de ella. Hoy te proponemos una original idea que te ayudará a renovar y dar vida a esa vieja chimenea.

La idea es muy sencilla. Mira:

chimenea con velas

Lo primero que debes hacer es integrarla con el resto de la decoración, hacer que encaje a la perfección con el estilo en que está decorada la estancia. Para ello, puedes apostar por pintarla del mismo color que la pared (como en este caso), puedes pintarla en un color más llamativo si quieres lograr que destaque, puedes revestirla con cualquier material (papel tapiz, metal, piedra, etc.).

Una vez que tu vieja chimenea es ya parte de la decoración, un bonito elemento decorativo más; entonces toca añadirle un detalle especial, un detalles que la haga diferente… Y para conseguirlo sólo tienes que sustituir la leña por delicadas velas.
Elige velas de diferentes tamaños y colócalas dentro de la chimenea. Cuando las velas estén apagadas supondrán un bonito detalle y, cuando las enciendas, la estancia se llenará de encanto.

¿A qué esperas para renovar y dar vida a tu vieja chimenea?