Esta nueva tendencia de decoración para este año actual, se vale de diversas formas que adoptan los seres vivientes para sobrevivir; de alguna manera se esconden mimetizándose del mundo exterior, dando formas y texturas o usando colores para su defensa; esto mismo sucede en la vida urbana.

Los colores de esta tendencia son camaleónicos: Monocromáticos o en asombrosas combinaciones violetas, diluyéndose en tonos azules con toques de verdes; morados moviéndose dentro de tonalidades cafés, creando nuevos matices con perlizados en tonos grises y rosas.

En todas las tendencias 2012, el juego dimensional del color debe de ser muy fundamental, haciéndose cómplice con la luz; colores pasteles se unen a tonos brillantes para hacer un colorido optimista, todo ellos formando nuevas y armónicas familias de color.

El mundo de la enzimas marinas se vuelve un “must”: como el uso de los peces rufa o los edificios que evocan a las algas marinas, seres que absorben luz y la cambian por energía y o productos alimenticios.

Aspectos ambiguos en tonalidades, colores que se entremezclan, tonalidades liquidas; este detalle se aprecia en las piedras geodas, en los fondos marinos.

Esta tendencia es una la cual vela por lo ecológico y la conservación de las especies, abarcando también el factor de los embalajes de los productos que vende: se busca que estos sean armónicos con la naturaleza.

Es como un convenio ecológico expresando a través de la policromía y la utilización de la luz en forma divertida, el hacer un poema con ella, y que esta interrelación produzca un sentimiento placentero y grato.

También cabe mencionar que resalta la naturaleza y el medio ambiente; utilizando materiales acrílicos, colores líquidos transparentes que dan una idea poética y sensitiva, regresando a las líneas puras y esenciales.