Llegan las vacaciones y a todos nos gusta irnos de viaje, aunque sean un par de días. El problema de las escapadas son las colas, caravanas y esperas de largas horas en el aeropuerto. Si eres de las personas que les encanta viajar pero no lleva bien esto de esperar… hoy les propongo una solución para ello ¡una maleta!


Esta maleta no es ni clásica, ni normal… por increíble que pueda parecer de ella podemos sacar un ¡sofá! Si un sofá para dos personas donde poder esperar a que el tiempo pase comodamente mientras descansamos, dormitamos o tomamos una siesta profunda.

Los jóvenes diseñadores holandeses Erik De Nijs y Tim Smit se tomaron muy en serio las interminables esperas en cuestión de viajes. Erik y Tim se dieron cuenta de la cantidad de personas que utilizaban sus maletas para apoyarse o sentarse encima; entonces se les ocurrió una genial idea ¿Por qué no hacer unas maletas que, combinándolas, se transformen en un sofá?


De este modo nace este increíble set compuesto por 4 maletas; cada una de ellas tiene asignada una forma y un lugar, de este modo cuando necesitemos de un sofá cada una ira colocada según su asignación.

Por separado resultan un tanto exóticas y extravagantes; esto es debido a sus respectivas formas ya que estas son las que darán cuerpo y “vida” al sofá. El set se encuentra compuesto por cuatro maletas de diferentes colores y texturas.

El conjunto se compone de dos piezas pequeñas, ideales como equipaje de mano donde ubicar todos los objetos y enseres que necesitamos mantener  más cerca. Las otras dos maletas son de gran tamaño donde meteremos el grueso del equipaje.


Si deseas obtener más información entra en la web  www.nieuweheren.com o en Dezeen ahora las esperas ya no volverán a ser lo que fueron gracias a este ¡cómodo e ingenioso sofá!


Compartir