Desde los comienzos de nuestra civilización parece que la obsesión por entender y medir el tiempo fue un arte increíblemente desarrollada por nuestros ancestros, de tal manera que sus métodos para medir el tiempo fallan por milésimas de segundo con respecto a los sistemas actuales donde toda la tecnología conocida por el hombre se encuentra a su disposición.

clip_image002

Pero los relojes se han transformado y ya no son patrimonio único  a los sabios de nuestra civilización, sino que son comercializados de manera masiva y con costos sumamente razonables, sumado a ello podremos decir que encontramos relojes en prácticamente cualquier lugar, desde las video caseteras hasta los microondas, pero la decoración no se olvido de estas increíbles maquinas y las implementa de formas tan transgresoras como hermosas.

clip_image001[12]

Una de las compañías de decoración que ha efectuado mas hincapié en el diseño de relojes decorativos es ChronArte la misma mezcla la tecnología de ultima generación con la decoración de vanguardia creando de esta manera destaques únicos, con piezas que son capases de medir tanto el tiempo como la temperatura.

clip_image001clip_image002[6]

Otras compañías como RollOclock también apuestas a la modificación estética de la califica concepción esférica del reloj para marcar las horas, y presentan modelos de alta vanguardia y de carácter futurista increíblemente delicados y de amplio valor estético.

clip_image001[4]

clip_image001[6]

Otra compañía abocado al desarrollo de relojes decorativos como nextime ha presentado una línea de modelos que parecen estar insertados en la pared de manera tal que forman parte de la misma, la línea como nos podemos imaginar es denomina Insert y el creativo es el diseñador Leo Yiu Chun Pong.

clip_image001[8]

clip_image001[10]

Pero no todos los modelos de vanguardia son tan fastuosos o excéntricos, algunos de carácter minimalista revelan en su apreciación su singular belleza de ingeniería, como es el caso de la línea Orolodiana, la cual no dispone de agujas y si de dos discos, uno de minutos y otro de horas que se trasladan como suspendidos en su sutil belleza artificial.

clip_image002[8]