Los cactus son una de las plantas más resistentes que pueden existir, sino las que más (no me atrevo a asegurarlo porque no tengo suficientes conocimientos de botánica). Sin ir más lejos hace casi dos años yo tengo uno pequeñito en mi mesa que sigue aguantando haciéndome compañía, y eso regándolo apenas una vez al mes.

Los pocos cuidados que necesitan, unido a sus formas simpáticas y a su variedad, hace que sean una de mis plantas favoritas. Quizá por eso también me ha encantado este puff de cactus. Su nombre es Cactus Stool y es un puff muy curioso que imita la forma del sofá Chester pero aplicado a una superficie más pequeña y con la forma del cactus, incluso está dentro de una maceta.


A pesar de que puede parecer incómodo, sentarse en él es como sentarse en un trono, ya que la parte superior, la que representa al cactus, es acolchado, con lo cuál es bastante cómodo. Está realizado a mano y realizado con una tela que imita el acabado del cuero, siendo además muy resistente a las inclemencias del tiempo por lo que puede ser utilizado tanto en interiores como en exteriores.

Sus medidas son de 55 cm de altura por 41 de diámetro, lo suficientemente grande como para sentarnos a una mesa con él, y su precio es de 260 libras (314,50 euros), quizá demasiado para ser un simple puff, aunque su forma sea muy original.

Más información:  Do-shop

Vía: Gizmodiva