¿Tus espejos tienen manchas de pintura? hoy dejo un buen consejos para eliminar este tipo de manchas, sin estropear y dañar la superficie del propio espejo. Ten en cuenta que este tipo de superrficies es más delicada de lo que parece y pueden arañarse con facilidad. Si has pintado y descubres algunas manchas sobre estos objetos.. elimina con cuidado y siguiendo los siguientes pasos.

Primero hemos de tener algunos materiales como estos:

– un quitaesmaltes (para removrer un poco la pintura)

espejo

– un poco de algodón

– Detergente

– Agua con jabón o bien un suavizante (esto actuará como lubricador)

CÓMO HACERLO

El primer paso es remover la mancha con quitaesmaltes (la acetona de toda la vida) esto lo puedes hacer con ayuda de un algodón, un paño que no deje pelusa o un pañuelo. Embebe el algodón en quitaesmaltes y luego pasa por la zona de la mancha de pintura. Esto reblandecerá la misma y la irá soltando, si está muy pegada.

Como ves la mancha debe ir saliendo, si es muy grande o bien está demasiado seca puedes probar a hacer esta primera operación tantas veces como creas oportuna. Cuando a cabes, coge un paño limpio por encima, para deshacernos de los restos de la acetona y la pintura. Ahora bien, el siguiente paso es raspar un poco la mancha que ha quedado.

No se hace antes, pues puedes estropear el espejo, raspar la mancha ha de hacerse una vez que la misma se ha soltado un poco con acetona. Puedes raspar con una herramientas para cristales o una cuchilla… pero con mucho cuidado de no arañar el espejo. Para que salga bien la pintura y poder raspar sin miedo, añade antes un poco de acondicionador o algo que te sirva a modo de lubricante (también puede ser agua jabonosa)

Ahora que la superficie está muy suave, pasa una cuchilla de afeitar o bien un rascador de vidrio; esta operación, como he dicho debes hacerla con mucho cuidado.. pues no queremos estropear el espejo. Para acabar, vuelve a pasar un trapo muy limpio por la zona de la mancha y listo. Si aún persiste, añade

Pasa un trapo limpio sobre la zona.

Remover la mancha con vinagre o incluso con zumo de tomate, también es efectivo. Puedes comprobarlo eso sí… el vinagre deberá estar caliente. Si lo haces con zumo de tomate, el pañuelo que vayas a pasar por la mancha ha de estar muy poco impregnado en el mismo.. verás que salen bien. Si no, puedes recurrir a la primera idea que os dejo, ya que es bastante efectiva.

foto: hopefulhomemaker