Apostar por la simetría y decorar con parejas de objetos, de muebles o de complementos, es un recurso muy eficaz en decoración de interiores. No sé si es cuestión de equilibrio o de orden visual, pero el caso es que este tipo de composiciones suelen funcionar. Aquí tienes algunas recomendaciones para conseguir ambientes simétricos perfectos.

decorar con parejas
Fuente: Cococozy

No se trata de una moda sino de una herramienta recurrente que nos ayuda a darle un aire más ordenado a un espacio. Y es que seguir las reglas de la simetría y decorar con parejas es una fantástica idea. Cada uno de los elementos complementa al otro y ambos, juntos, enriquecen el conjunto. El resultado son ambientes serenos y equilibrados.

Por otra parte es cierto que, por regla general, la simetría es una cuestión de preferencias. Hay personas que la aman y otras que la aborrecen profundamente. Para algunos es el mejor esquema para ordenar el mundo, y para otros la simetría resulta aburrida y demasiado previsible.

En cualquier caso, todo nos sentimos mejor en ambientes armónicos y que hagan gala de cierto equilibrio, simétrico o no. Sea como sea, lo cierto es que decorar con parejas funciona y ahora vamos a tratar de explicarte por qué.

¿Por qué decorar con parejas es un acierto?

Fuente: SOW

Cuando se trata de plantear el interiorismo de un espacio, de un salón por ejemplo, el orden es algo fundamental. Y en este sentido, la simetría nos proporciona una gran sensación de equilibrio. Los espacios decorados según un patrón simétrico, con parejas de elementos, nos transmiten una sensación agradable.

La simetría nos atrae, le gusta a nuestro cerebro de forma consciente e inconsciente. Y es que las imágenes equilibradas son estéticamente más agradables.

También te puede interesar:  Decora tu hogar con artículos de forja artística
Fuente: One Kings Lane

Otro aspecto a destacar es que la simetría funciona en todos los estilos, ya sean más clásicos o más contemporáneos. Y tanto en ambientes muy amplios como en espacios más reducidos. Es, en definitiva, un esquema decorativo a tener en cuenta.

Los asientos, mejor por pares

Fuente: One Kings Lane

Una de las formas más claras y eficaces de establecer la simetría en un salón o una sala de estar es hacerlo a través de los asientos. Si se trata de un espacio amplio como un gran salón, se puede conseguir el efecto enfrentando un sofá con otro (es importante que sean iguales).

En el caso de que se esté decorando una habitación más pequeña, se puede establecer la simetría con dos butacas o, incluso, con dos sillas. Puede ser colocando una en frente de la otra, o una a cada lado de un elemento central (que puede ser una puerta, una ventana, una estantería, etc.

Sea cual sea la fórmula elegida, decorar con parejas de asientos consigue crear zonas perfectas en las que estar, descansar, relajarse y charlar.

Acertar con dos muebles iguales

Optar por poner dos muebles iguales en la pared principal de un salón, por ejemplo, es otra forma de decorar con parejas. Pueden ser alacenas, estanterías o armarios, por regla general altos y estrechos.

Además de lograr un efecto visual muy armónico, se duplica el espacio de almacenaje. Esto nunca viene mal. En una casa siempre es positivo tener más opciones para las miles de cosas que tenemos que guardar a diario.

Por otro lado, recurrir a dos muebles altos para amueblar una habitación permite focalizar el espacio que queda entre ambas. Puede ser una puerta, una ventana o la chimenea. El elemento central entre dos alacenas o dos estanterías cobrará una gran relevancia.

También te puede interesar:  Paso a paso para instalar una alarma en tu vivienda

La luz, también por parejas

Fuente: One Kings Lane

Es posible utilizar la iluminación para decorar con parejas, colocando dos lámparas iguales en un espacio determinado. Pueden ser de pie o colgantes, aunque las de sobremesa son las que mayor sensación simétrica transmiten.

Como pasa con otro tipo de elementos se trata de una forma que funciona para cohesionar el espacio y hacerlo más ordenado.

Lo mismo sucede con los espejos colocados de una forma simétrica sobre la pared. Son elementos que resultan muy agradables a la vista y que, además, tienen consecuencias positivas reales en la decoración de espacios. En el caso de los espejos, estos son capaces de multiplicar la luz que entra por la ventana logrando un ambiente más luminosos y también más espacioso visualmente.

Arte y objetos decorativos

Fuente: Th Glam Pad

También son elementos a tener en cuenta. Piezas de mobiliario de pequeño tamaño, esculturas, adornos o floreros pueden ir en parejas logrando un efecto simétrico muy decorativo.

En el caso de las obras de arte, conviene que no sean idénticas sino solamente similares. Que compartan tamaño, estilo y paleta de colores, por ejemplo, es una buena idea cuando se trata de cuadros que están colgados en una pared.

Como ves, utilizar objetos, muebles y complementos de dos en dos es un truco excelente para crear ambientes serenos y ordenados. ¿Te ha gustado la idea?