Exprimir al máximo los espacios exteriores de casa en pleno verano es el sueño de todos. Y más si contamos con un gran aliado para que el escenario sea perfecto. Ese rincón para la ducha que te permitirá refrescarte tras un baño de sol. O después de zambullirte en tu piscina. Seguro que hay más de una zona propicia donde colocarla. Y muchas soluciones que te pueden interesar. Sígueme y verás.

rincón para la ducha
Fuente: materialicious

Con un rincón para la ducha en nuestro jardín el momento de tomar el sol se hará infinitamente más placentero. Por tanto, nada de renunciar a él. Es cuestión de pensar el punto exacto donde ubicarlo, y tener muy claro cuál es nuestra solución. Algo muy funcional, o una propuesta con bastantes dosis de estilo y diseño. Casi casi como los modelos que vemos en las revistas de decoración.

Un rincón para la ducha: la hora de la planificación

Fuente: Novinky.cz

Disponer de un rincón para la ducha es una solución refrescante que sumará confort al espacio exterior. Y lo cierto es que hoy en día podemos optar por infinidad de propuestas nada complejas que nos permitirán empezar a disfrutar de ellas rápidamente. Aunque el jardín parece ser su principal escenario, estos elementos también pueden ser un aliado en otros entornos.

Quizá no habíamos caído, pero son perfectamente aptos para colocar en un patio trasero. O en una terraza donde tomamos el sol con frecuencia aunque tenga fantásticas zonas de sombra. No hay excusa para renunciar a ellos. Solo es cuestión de descubrir la zona idónea donde crear ese rincón para la ducha tan gratificante. Y a continuación tener en cuenta algunos aspectos básicos. Por ejemplo, será necesario que exista un sumidero cerca de ella. Así nos aseguramos de que el agua se canalizará correctamente y no se crearán encharcamientos incómodos.

También te puede interesar:  Organizar la cocina
Fuente: KSL Living

Otra decisión muy importante será pensar qué tipo de instalación vamos a querer. O mejor dicho, si nos apetece tener un rincón para la ducha con ella o sin ella, bastante más versátil y cómoda. Además, no debemos olvidar la orientación de la casa, valorar si no nos importa que se encuentre muy expuesto al sol. O al contrario, si preferimos decantarnos por un lugar más sombrío o junto a vegetación. Y estudiar qué materiales y revestimientos funcionan mejor en su entorno.

Portátiles para guardar en invierno

Fuente: archiproducts

Un rincón para la ducha de quita y pon es todo lo que podemos necesitar para nuestro pequeño jardín con plantas sanas. O para poner en un lateral de casa junto al patio donde nos pasamos la vida en plena época estival. Su gracia está en que son modelos portátiles y eso nos permite guardarlos cuando llega la hora de decir adiós al verano. Así no se estropeará su estructura ni el mecanismo por dejarlo a la intemperie. Funcionan conectados a una manguera encargada de suministrar el agua, que a su vez va enganchada a una toma de agua.

En líneas generales, todos los modelos portátiles contemplan este sistema de funcionamiento tan sencillo. Pero sus diseños varían. Podemos escoger propuestas de trípode, muy prácticos para regular su altura, sobre todo cuando hay niños. O decantarnos por los de pincho, especialmente ideados para fijar sobre un terreno con césped o incluso sobre arena. Además, las versiones portátiles más novedosas incluyen detalles que son un lujo de confort. Desde grandes rociadores de lluvia a mezcladores que permiten combinar agua caliente y fría. Y platos de madera especial para exterior, como el cedro rojo canadiense.

También te puede interesar:  Baúles en la decoración

La opción más eco: los diseños solares

Fuente: fesmesbricolaje

Nada como un rincón para la ducha solar si estamos decididos a que la sostenibilidad invada nuestros espacios domésticos. Y con la ventaja añadida de que son propuestas  económicas. Tal vez no hayas oído hablar de tales soluciones, basadas en el calentamiento del agua a través de la acción del sol. Es decir, la energía solar será su fuente principal y te permitirá disponer de agua a buena temperatura siempre que quieras. En cuanto salga el sol ésta empezará a calentarse. Podemos pensar en ellas como una opción para conectar a nuestra red de agua sin una instalación propia de fontanería, directamente enganchadas a una manguera de las de riego. Tampoco necesitamos electricidad, de manera que son las candidatas por excelencia para colocar donde queramos.

Por tanto, estas versiones solares simplifican muchísimo la idea de disfrutar de un rincón de ducha en cualquier zona exterior doméstica. Suelen incorporar un acumulador de agua que puede ser de distinta capacidad, un cuerpo fabricado en aluminio o recubierto de madera, y una pequeña base para ducharnos con mayor seguridad.

Un mini spa al aire libre o una columna junto a la pisci

Fuente: garten&freizeit

Cuando contamos con una piscina  en el jardín puede estar muy claro dónde ubicar el rincón para la ducha. Ideal para eliminar los restos de cloro o simplemente refrescarnos. No hay que complicarse más. Será fácil encontrar soluciones funcionales y de lo más decorativas para instalar al borde. Incluso propuestas de diseño que cobran un gran protagonismo por su belleza estética, en ocasiones un tanto sofisticada. Una interesante elección son los modelos exentos, que no van fijados a la pared. Diseñados con una columna muy minimal y una sencilla plataforma son comodísimos y con ellos se evitan trabajos complejos de instalación.

También te puede interesar:  Piscinas de colores
Fuente: mommyhoodandme bathroom ideas

Ahora bien, quizá nos apetezca sentir que ese rincón para la ducha es una especie de mini spa al aire libre para relajarnos. Planificar un espacio envolvente y privado, diseñado con una ducha de obra que nos permitirá crear el estilo decorativo más afín a nuestros gustos. Tal vez revestido de una madera tropical y un rociador vintage, o tipo cascada. Y una base de piedras naturales que nos haga sentir como si estuviéramos en plena naturaleza.

Te dejo con estas propuestas, ¿encuentras tu favorita?