Es innegable que las culturas orientales han desarrollado de manera independiente su visión del mundo y que en muchas ocasiones esta visión resulta más humana y acertada que la que nosotros, en el sector occidental del planeta, hemos heredado. Y no es cuestión de discutir sobre teorías religiosas o sociales, es asunto de practicar las propuestas de oriente –yoga, como ejemplo– y de notar cómo nuestro cuerpo se siente mejorado y nuestro estado mental se apacigua y esclarece. Nada podemos discutir frente a la prueba inequívoca de la experiencia, mucho tenemos que asimilar de la prácticas alternativas.

Tantrachair

El sexo tántrico, lejos de ser una experiencia sexual corriente, es una excelente posibilidad que permite que nosotros y nuestra pareja nos acerquemos más y desarrollemos una relación interpersonal duradera, sincera, respetuosa y, por supuesto, placentera. Para practicarlo es importante tener una buena guía yoga y la SILLA TÁNTRICA de la casa de diseño TANTRA CHAIR, que nos ayudará a hacerlo fácilmente. La silla se considera un producto ecológico, ya que los materiales con los que está construida no afectan de manera negativa el medioambiente; la piel ultra delgada con la que está tapizada es a la vez una de las más resistentes, tiene una especial protección anti-bacterial y es fácil de limpiar. Cada dimensión con la que se ha diseñado la silla ha sido fruto de un estudio ergonómico que provee un sistema seguro y confortable de soporte. La elegante curvatura del mueble permite cambiar con facilidad el ángulo de la pelvis en hombres y mujeres creando nuevas sensaciones, un nivel mayor de intima profundidad y una espacial y grata experiencia. La casa de diseño TANTRA CHAIR crea piezas de amoblamienot especializadas en meditación e intimidiad sagrada. Inspirados en la serenidad del océano y en la elegante belleza de las formas femeninas, llena de relajación, humanidad y sabiduría ergonómica cada uno de sus diseños. Mayor información en www.tantrachair.com.