Hoy os dejo algunos consejos más para que nos ayudarán a comprar muebles de segunda mano. Si es la primera vez que vives solo y quieres decorar tu hogar, de forma económica, los muebles de segunda mano son una gran opción. Si estás cansado de tu decoración, también es una buena opción pasearnos por alguna feria o mercadillo, en ellas encontraremos muchísimas cosas para dar ese toque que necesitamos en nuestra vivienda.

En las tiendas de antigüedades también encontrarás muebles y complementos preciosos, pero claro a precios diferentes de mercadillos o ferias ambulantes. Ten en cuenta que en estos espacios verás muebles antiguos pertenecientes a otras épocas (siempre es bueno pasarnos para ver qué ofrecen)

En el artículo anterior quedamos el que era bueno llevar efectivo en el bolsillo, pues la mayoría de estos espacios no disponen para pasar la tarjeta. Con nuestro dinero en mano (mejor dicho en una cartera) echa un vistazo por la feria o el mercadillo. Es cierto que comprar de forma espontánea puede salir muy bien para algunas cosas, pero no querrás llevarte a casa un mueble que luego no te quepa o no te sirva para nada. Piensa bien lo que vas a comprar y mira lo deteriorado que está o si tiene algún inquilino dentro.

mercadillo

Si sabes qué estas buscando o bien las medidas del hueco que quieras decorar, en tu casa, será mucho más fácil saber qué comprar. Procura apuntar las medidas de lugares especiales donde quieras poner algo, esto te facilitará mucho la compra de ciertos accesorios, complementos o muebles y evitar los que no nos valen (aunque nos encanten)

Sobretodo cuando el precio es más elevado, procura mirar bien qué estas comprando. Si está muy deteriorado, cuanto puede llevar el arreglarlo, si necesita de mucha reparación o si no estamos seguros de que pueda contagiar a otros de nuestros muebles carcoma o termitas (aunque os recuerdo que hay muchos productos que nos ayudarán en esta labor, como es el polvo de olivo)

Por otro lado es muy importante ir con la cabeza y las ideas claras, además de una mente abierta. De esta manera quizás no encontramos lo que queremos… pero damos más posibilidades a otros estilos de muebles. Por último es importante saber tanto como hemos llegado y como vamos a irnos. Si llevas coche u otro medio de transporte grande, podrás llevar sin problemas muebles y demás cosas que compres…

Si por el contrario te has encontrado la feria y no estás preparado para llevarte nada, es mejor preguntar cuánto va a durar y pasarte otro día. Aunque no está demás echar un vistazo por ahí, así sabrás más o menos si has visto algo y si te interesa volver. Cuando vuelvas procura llevar un cocho o una furgoneta donde meter tus nuevos muebles.

foto: tidewaterbaptist