Hoy os dejo algunos consejos para comprar muebles de segunda mano en cualquier mercadillo o feria a la que vayas a ir. Dando un paseo y mirando, encontraremos muchísimos muebles, complementos y detalles preciosos para decorar nuestro hogar, a un precio muy económico. También es cierto que, dependiendo de donde nos encontremos, los muebles y tapicerías estén libres de pulgas, chinches o termitas.

Normalmente las tiendas de antigüedades o tiendas que se dediquen a vender muebles de segunda mano, suelen ofrecer la garantía de que los productos que se encuentran a la venta están limpios de estos bichitos que pueden arruinar cualquier tipo de decoración. Si has comprado algo que esté a la venta en la calle, como las ferias y los mercadillos, no se puede estar seguro de que vengan libre de inquilinos.

Para ello busca señales como círculos, esto significa que estuvo o está infectado de termitas o carcomas, dos especies diferentes pero que atacan a la madera. Si esto es así, hay muchos productos que puedes utilizar para deshacerte de ellas. Pero toma las debidas precauciones, mete el artículo en una bolsa de plástico o fórralo y mantenlo aislado del resto de la casa, mientras le haces una buena curación.

mercadillo

En mercadillos y ferias nos vemos muchas veces abrumados por la cantidad de artículos que vemos. Está bien querer comprarlos todos, pero esto no es posible… no obstante si ves una buena oportunidad no la dejes pasar. Compra en el momento, teniendo en cuenta si va a necesitar arreglo y si puedes hacerles frente. Muchos artículos podemos restaurarlos, repararlo y pintarlos en casa o darles un buen barniz si son de madera. Procura aprovechar las gangas con cabeza, vaya que luego te arrepientas de lo que has comprado.

Si no tienes suficiente dinero o si no es el momento de llevártelo, puedes dejar el número de teléfono en la tienda o pedir un número de contacto a la persona que lo venda y dejar una señal. Esto hará que lo aparten, no en todos los lugares puedes hacerlo, pero puedes intentar hacer ver al vendedor que estás muy interesado y vas a volver para llevártelo. Procura hablar con las personas que hay en estas tiendas y mercadillos, a ver qué tipo de condiciones tienen.

Si vas a una feria o mercadillo a comprar muebles de segunda mano, intenta averiguar cuántos días van a estar en ese lugar y luego acércate el último día. Esta estrategia es buena para conseguir artículos y muebles más baratos aún. Normalmente con el paso del tiempo, los muebles los van rebajando, eso es así… solo hemos de ¡aprovechar el momento!

Por último os recomiendo ¡ ir siempre con efectivo! Recuerda que en la mayoría de estos lugares no aceptarán una tarjeta… así que procura llevar siempre dinero en la cartera (para poder regatear si cabe) y agudizar la vista para encontrar lo que quieras, además seguro que te encuentras con algo que no habrías podido adivinar.

foto: huffingtonpost