Consejos para construir tu propia casa (y no morir en el intento)

-

- patrocinador -

Si la ilusión de tu vida es construirte una casa a tu gusto, lo primero que debes tener en cuenta son toda una serie de aspectos como el coste, la ubicación o la planificación de las obras. Construir la casa de nuestros sueños no suele ser fácil y suele representar una gran inversión. Hay que comparar presupuestos, hacer un listado de nuestras prioridades y buscar profesionales con experiencia que nos puedan asesorar a la hora de tomar decisiones.

Una casa a nuestra medida siempre será más fácil y económica si la planificamos en un pueblo o una localidad pequeña. No solo por la escasez de suelo en las ciudades sino también por los altos precios del mercado. En un pueblo será más fácil construirte tu propia casa por poco dinero. Solo hay que buscar un pueblo cercano a nuestro trabajo y nuestras necesidades en el que podamos construir sin tantos problemas y a un coste menor.

- patrocinador -

Lo que no puedes nunca olvidar es que la vivienda debe tener una alta calidad en cuanto a los materiales, los acabados y el diseño. Una casa más barata no puede suponer ningún riesgo para nuestra familia. Debemos priorizar una casa segura a cualquier sueño o idea.

Si ya te has decidido a construir tu propia vivienda, has comparado presupuestos y crees que tienes la capacidad económica suficiente, solo te queda tomar la decisión y ponerte manos a la obra. Cuenta también con que surgirán imprevistos que pueden aumentar el presupuesto inicial.

Os vamos a dar algunos consejos básicos para que construir la casa de vuestros sueños sea una realidad.

Planificar con calma la construcción

Lo primero que hay que hacer es contratar a un profesional experto en vivienda. Un arquitecto que nos pueda orientar en todo momento y con sinceridad sobre el mejor tipo de construcción para nuestro proyecto. Puede que tengamos una idea pero que en realidad no sea posible hacerla realidad por las características del terreno u otras circunstancias. Una fase en la que tenemos que dedicar todo el tiempo necesario porque cualquier paso en falso puede afectar a la construcción de nuestra vivienda o a su coste.

Materiales de calidad

El siguiente paso es conseguir materiales a buen precio, pero siempre resistentes y de calidad. Unos materiales que siempre deben aconsejarnos los expertos. Ellos nos asegurarán cuáles son los más idóneos para la construcción de nuestra vivienda. Necesitaremos materiales para la construcción de la casa, pero también para las instalaciones eléctricas, sanitarias, los revestimientos, la carpintería y todos los elementos necesarios.

Tomar decisiones con el arquitecto

Es importante ir adecuando nuestro proyecto al tamaño de la vivienda y a las posibilidades del terreno. También hay que planificar el número de plantas y habitaciones, así como los diversos espacios de la vivienda. Tenemos que hablar con el arquitecto de cuestiones tan importante sobre cómo se puede aprovechar la luz natural, la calefacción o la ventilación. Bajo la supervisión del arquitecto, se debe contratar a la empresa constructora que realizará y supervisará la obra siguiendo el proyecto aprobado. Antes de comenzar la construcción se tienen que tramitar todos los permisos y las licencias para poder comenzar la construcción de la obra.

Controlar los tiempos y los retrasos

Es importante una buena coordinación en la ejecución del proyecto por parte del arquitecto y la empresa constructora. El tiempo que se pueda alargar la construcción puede suponer un gasto seguro para toda la obra. Incluso en ocasiones se puede optar por elementos prefabricados que puedan ser transportados y montados sin necesidad de maquinaria pesada. Elementos que pueden ser de madera, hormigón, acero o incluso PVC y que pueden significar un gran ahorro para el proyecto.

Una vivienda sostenible

Si queremos construir una vivienda con futuro, una buena idea es intentar que sea lo más sostenible posible. Este tipo de construcción nos permitirá reducir los gastos de las facturas eléctricas, de calefacción o de agua cuando vivamos en la casa. Para ello debemos adaptar la construcción al medio ambiente que nos rodea y utilizar los recursos de la zona. Podemos optar por instalar paneles solares en nuestro tejado o por materiales reciclables para el aislamiento térmico y acústico como la madera, el bambú o el ladrillo ecológico. Lograremos un gran ahorro energético en el futuro que justificará la inversión que hemos tenido que hacer para garantizar que sea una vivienda sostenible.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado en nuestra Revista de Decoración 2.0 y las mejores ofertas en Decoración!
¡Conecta con el canal de Telegram de Decoración!

- patrocinador -
Avatar
Angel
Editor en Medios y Redes Online. Especialista en contenidos de tecnología y decoración.


¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado en nuestra Revista de Decoración 2.0 y las mejores ofertas en Decoración!
¡Conecta con el canal de Telegram de Decoración!