decorar

Muchas veces queremos o necesitamos un cambio en la decoración pero no contamos con el presupuesto suficiente… Dicen que en esta vida, excepto la muerte, todo tiene solución. Y, por supuesto, esta situación no iba a ser menos. Aquí tienes algunas soluciones al problema:

  • Mirar es gratis. Paseate por las tiendas de decoración, consulta revistas, busca fotos a través de Internet… Es muy importante que sepas bien qué es lo que quieres y ver propuestas te ayudará a decidir qué decoración quieres.
  • Con una idea clara de lo que quieres ya en mente, te recomiendo que visites rastrillos y tiendas de segunda mano. Sobra decir que allí los precios bajan mucho y quizás encuentres algo que te pueda servir.
  • Si has decidido dar un cambio radical a tu decoración y para lograrlo quieres pintar las paredes, es muy probable que comprar tanta pintura se salga de tu presupuesto. ¿Qué te parece si en lugar de pintar todas las paredes, pintas sólo una? Esta es una opción que se ha puesto muy de moda. Además, pintando una pared de un color diferente al resto de paredes estarás creando un foco de interés visual por lo que, si quieres destacar algo en la estancia, esta es una buena opción.
  • Si tus paredes están demasiado vacías, puedes aprovechar para dar rienda suelta a tu creatividad pintando tú misma algunos cuadros o realizando alguanas fotografías originales para exhibir en tus paredes.
    Igualmente, si eres una manitas y no se te da del todo mal la costura tú misma puedes confeccionar tus propios complementos. No descartes nunca utilizar retales o viejas prendas para ello.
    También puedes buscar a través de Internet manualidades para personalizar complementos como lámparas, incluso tutoriales para restaurar o customizar muebles.

Teniendo en cuenta los consejos anteriores y un poco de paciencia, el resultado sólo puede ser bueno.