Los utensilios más básicos que podamos encontrar por casa de repente pueden convertirse en un objeto decorativo de forma sencilla y rápida, como por ejemplo ha sucedido con estos cubiertos.

percheros-cubiertos

Con tan sólo un trozo de madera pintazo y un cubierto (ya sea cuchara o tenedor, con cuchillo sería más complicado) podemos crear un pequeño perchero que, eso sí, no soportará el peso de un abrigo, pero si de objetos pequeños y legeros como un llavero, pañuelos, gorros, etc….

Los cubiertos se doblan de forma estratégica y se adhieren a la madera con pegamento, con lo cual no debemos pasarnos la hora de colgar cosas porque en cualquier momento se puede despegar. Aunque en la imagen se ven con su color plateado habitual se me ocurre que también se pueden pintar y crear un gracioso juego de colores.

Vía: Design Sponge