Mirando este cubo a simple vista ¿qué vemos? ¿Un cubo de rubik con luz en su interior? ¿una nave extraterrestre que se ha instalado en nuestro planeta? No, seguramente habréis pensado que siendo éste un blog de decoración se tratará de un elemento decorativo, obvio. Ya, pero ¿Cuál?

Su nombre es “A cubic lighting” y digamos que es algo así como una mesa de café para todo. Es una creación de Sandro Agosti, Raphael Steiner y Marc Zürker que siguiendo las instrucciones de su profesor han conseguido crear una mesa de café que emana luz de su interior y que además sirve para muchas cosas más.

Es una mesa, una sofisticada lámpara, un cofre y una zona de almacenamiento para lo que nosotros queramos ya que en su interior tiene puertas que se abren y cierran poniendo a nuestra disposición espacio para guardar los vasos con los que luego nos tomaremos un café o una copa con los amigos, el libro que siempre leemos después de cenar, la caja del ajedrez para echar una partida con nuestros hijos o amigos, en definitiva cualquier cosa que queramos tener a mano en el salón y que no sea muy grande.

Abrir una de sus puertas con la luz encendida es como abrir el cofre del tesoro ya que el interior se ilumina de un color amarillo similar al fulgor del oro. Claro que no siempre está encendido, para eso está el enchufe que vemos en la imagen, para apagarlo de vez en cuando y así ahorrar energía.

En las siguientes imágenes podemos verlo en acción, siendo usado por los que parecen ser sus tres creadores.

Vía: Hometone