Hoy les brindamos una magnífica idea para las reposaderas de jardín o terraza. Ahora podrás descansar tranquilamente con un buen libro o periódico a mano. Estos almohadones con bolsillos podemos realizarlos en diversos tipos de telas. Recuerda escoger una tela gruesa.

  • Tela
  • Máquina de coser
  • Alfileres
  • Centímetro
  • Tijeras
  • Relleno de algodón en rama

Primero tenemos que cortar un rectángulo de tela doble, siempre sabiendo la medida de la silla, y deja una solapa que cuelgue por la zona trasera de la silla. Para saber el largo del rectángulo deberemos tomar la medida de la silla y multiplicar esta por tres o cuatro… esto será para saber el largo de los bolsillos.

Ahora mide la tela y cose un cuadrado en el centro del almohadon, dejando una pequeña abertura por la que rellenar el almohadón, después cierra costuras. La solapa trasera también la cosemos.

Cose los bolsillos en función de como quieras que cierren, ya sea con botones, cremalleras o dejarlos abiertos. Los bolsillos son fáciles de hacer, para ello utilizaremos la franja más ancha de la tela.

Esta tela la plegamos, sujetamos y cosemos formando pequeños compartimentos, bolsillos largos y angostos o bolsillos anchos y grandes, como tu quieras. Todo esto también dependerá de para lo que queramos emplear la silla con bolsillos y los objetos que queramos guardar en ellos.

Por último recordaros que podéis adornar o decorar el almohadón como más os guste, en este caso se han puesto unos rivetes verdes y algunas flores hechas en tela. Las cintas de color dan un aire vintage