El mobiliario de cuero, sobre todo los muebles que tienen más tiempo, son hermosos, bellos, especiales y bastante caros. Este material –el cuero- no solo podemos encontrarlo en sofás o butacas, en la actualidad podemos verlo en multitud de artículos para el hogar, como por ejemplo en encimeras para la cocina.


Los artículos de cuero aportan, a nuestro hogar, una gran belleza pero tenemos que cuidarlos para que este material no se estropee. Limpiar y renovar el cuero devolverá todas las características a este material.

Podemos encontrar en el mercado, multitud de productos para limpiar el cuero, productos suaves que no agreden contra este material. Si están manchados, siempre podemos eliminar la mancha con algunos trucos caseros como pasar algodones mojados en cerveza o alcohol de quemar. Recuerda que antes de probar ningún truco casero, siempre haremos una pequeña prueba en un lugar poco visible del articulo de cuero.

Si tenemos muebles, en cuero, agrietados, con desperfectos, arañados, desgarrados o rotos podemos arreglarlos con un producto que parece mágico, pero no lo es. Este producto es conocido como “cuero líquido”.


Esta constituido a base de minúsculas partículas de cuero natural; estas están mezcladas con resina, para formar una pasta. Cuando queremos reparar un mueble de cuero, primero lo limpiaremos o por lo menos la zona a restaurar con algún producto desengrasante, como el alcohol de quemar, y luego dejar secar muy bien.

Ahora aplicamos la pasta en el lugar dañado o roto. La aplicamos bien y dejamos secar. Una vez seca la pasta, el producto queda blanco o transparente, no te asustes! Ahora ha llegado el momento de teñir el lugar dañado con un tinte adecuado para cuero y del mismo color que el mueble restaurado.

Para nutrir el cuero utilizaremos productos comerciales específicos u otros caseros como leche corporal –body milk- o cera.


  • Ronald Rico

    donde lo puedo comprar