El artículo de hoy está dedicado a las personas amantes de la jardinería y las plantas en general, y sobre todo, a quienes recién comienzan a desarrollar sus habilidades en este campo y han decidido hacerse con un pequeño árbol japonés por lo que necesitan saber las claves para cuidar un bonsai. 

Estos pequeños árboles son muy utilizados en decoración. Si te has decidido por un Bonsai, hay varias cosas importantes que debes tener en cuenta.

Fuente: jerry norbury
Fuente: jerry norbury
Fuente:  David Sanz
Fuente: David Sanz
Fuente: Eric Kilby
Fuente: Eric Kilby
Fuente: elPadawan
Fuente: elPadawan
Fuente: Andreas D.
Fuente: Andreas D.
Fuente: David Sanz
Fuente: David Sanz
Fuente: Sage Ross
Fuente: Sage Ross

 

En primer lugar te preguntarás, ¿qué Bonsai elijo? Si yo quisiera comprar un gatito y no supiese nada sobre cuidado de mascotas, me decidiría por uno que al menos haya pasado el tiempo de lactancia materna, para evitar inconvenientes. Con los bonsais ocurre lo mismo. Si eres nuevo en esto, lo aconsejable es que compres uno que por lo menos ya tenga unos 10 años.

De esta forma te asegurarás que tu bonsai ya haya sido trasplantado varias veces y, aunque su coste será superior al de otros bonsais más jóvenes, tendrá mayores posibilidades de vivir durante más tiempo.

Otro dato fundamental para cuidar un bonsai está relacionado con la limpieza. Un truco para bonsais muy útil consiste en, antes que nada, quitar el polvo de la planta con un pincel, y luego rociarlo con una mezcla de medio litro de agua y una cucharada de leche o dos de cerveza.

Lo importante en este tipo de plantas es saber tenerlas bien hidratadas y distinguir entre: ducharlas y bañarlas. Todos los días tendrás que hacerle una “ducha” que consistirá en rociar agua con un vaporizador de modo que queden todas sus hojas húmedas y limpias. Ten cuidado de no hacer esto a primera hora del día, pues el agua junto con el sol amarilleará y quemará las hojas del pequeño bonsai. Luego, una vez a la semana al menos, o quizás más dependiendo del clima donde vivas, tendrás que “bañar” a tu bonsai. Para ello, solo tendrás que llenar un poco un balde o la pila de la cocina o baño y sumergir durante unos 10-20 min el tiesto con la planta de modo que desde la parte de abajo, el agujero de la propia maceta, la planta absorba el agua que ella misma crea que necesitará.

Y con esto, ya tienes algunas de las principales claves para cuidar un bonsai, ¿alguna pregunta o duda más? ¡Coméntala en este artículo!