Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con este estupendo cartel realizado a base de palet.

Como en tantas ocasiones os comento, los palets son artículos perfectos para sacar un sinfín de elementos decorativos de ellos.

También sirven para hacer muebles como mesas, sillas, sofás.. estanterías, baldas y mucho más.

cartel

Hoy, por ejemplo, me ha llamado mucho la atención este cartel de madera. Tiene un aire exótico y en el se puede escribir lo que se quieras.

En este caso señala el lugar donde hay que comer, bien el comedor o un cartel muy curioso para un bar o algún tipo de negocio de alimentación.

Aunque esté en inglés puedes escribir lo que quieras en tu idioma o en el que necesites.

También es una forma ingeniosa de hacer un pequeño o gran cartel en casa, ya que su acabado es cuidado y muy decorativo.

Si tienes un palet cerca, no pases de largo… aprovecha la oportunidad. Limpia bien la madera y comprueba el estado en el que está.

Puedes desarmar el palet, ya que no te hará falta tanta madera.. pero esto, también, dependerá de lo grande que quieras que sea.

En esta ocasión han utilizado unas cuantas maderas puestas en posición vertical, ya que el objetivo es que se lea de esta forma.

Y luego otras dos maderas atravesando la parte de atrás, puestas en posición horizontal.. de esta manera ayudará a poder enganchar el cartel por detrás.

Luego, cuando tengas las maderas como quieras.. procura lijar bien la pieza.

Al pegarla puedes hacerlo con silicona, con ayuda de clavos, cola o lo que más te guste.

Cuando pintes el cartel, en esta ocasión en un bonito color azul, puedes hacerlo con una esponja.

De esta manera no perderá el beteado natural de la misma. Recuerda que puedes añadir las letras después de pintar con un rotulador gordo.

Pero para que quede con este aspecto tan peculiar, procura poner un poco de cinta aislante o similar, en las zonas donde no quieras que la pintura llegue.

Traza las palabras que quieras, con ayuda de la cinta. Luego pinta la tabla con la esponja y golpecitos suaves.

Por último deja que seque.

Foto: poofycheeks