En casa no tenemos suficiente espacio para algunas de las cosas que nos gustarían, como una sala de lectura o biblioteca. Pero con la decoración de interiores bien aplicada, podemos aprovechar una esquina, un pequeño espacio en el dormitorio o en un pasillo y convertirlo en un espacio que lo mismo aprovechamos para que los niños lean que nos divertimos con nuestros libros, cuando tenemos un poco de tiempo para ello.

En esta idea para decorar una sala de lectura, se ha aprovechado una esquina del dormitorio, y se ve que funciona espléndidamente, porque hay libros a la mano. Una mesilla para colocar una taza de té o la merienda de la niña y claro algunos juguetes si leemos cuando ellos hacen su tarea o la pequeña juega, que una familia con niños debe adaptar la decoración de cada espacio a las necesidades de todos como en este bonito decorado.

decoracion

En esta decoración para una sala de lectura, se aprovecha al máximo el color de la pared. Este es un detalle fundamental en la decoración de cada ambiente, y la claridad y los colores luminosos son perfectos para una atmósfera que siempre debe tener buena iluminación. Como se puede ver, no se necesitan grandes cosas, apenas un coqueto sillón orejero, unos cojines, una mesilla y una cesta con peluches, la alfombra agrega el toque moderno y elegante.

Además al elegir, podrás hacerte de un bonito sillón que en este caso, el estampado de lunares le da un aire más refinado y se puede como se ve en la imagen, crear una bonita sala de lectura sin tener que gastar mucho ni tener, insistimos, tanto espacio como tendríamos que tener. Una forma de aprovechar esquinas que no siempre sabemos sacarles al máximo partido. Y como siempre decimos, echar a andar tu creatividad para personalizar esta decoración interior al máximo a tu estilo.

Imagen: Divas