Decorar con espirales de papel puede ser una gran idea. Podemos utilizarlas como elemento decorativo para embellecer, así, nuestros ambientes. Por ello, en el artículo de hoy os damos una sugerencia para decorar portarretratos con esta sencilla técnica. 

Lo ideal es utilizar portarretratos planos, que son los más económicos y prácticos. En esta ocasión la sugerencia es realizar espirales blancas en un marco blanco. De todas formas siempre podemos seleccionar los colores que más nos gusten. Adecua los tonos y contrastes a tu decoración, busca el estilo que más te convenga.

Para embellecer cualquier marco, cortaremos tiras de papel ayudándonos de una regla y un cúter. Así haremos parejas de 3 mm de ancho y variando la longitud de las tiras, de esta manera obtendremos espirales de diferentes tamaños.

Una vez que tengamos todas las tiras cortadas, las vamos enrollando sobre sí mismas, debemos dejarlas bien apretadas. Cuando tengamos las formas aplica a la base de la espiral un poco de pegamento y adhiérela al marco o lo que quieras decorar como, por ejemplo espejos.

Por último coloca todas las espirales siguiendo el diseño que más te guste.