Hoy os hablamos de la decoración en blanco y negro. Ambos colores ofrecen un gran abanico de posibilidades y opciones, mediante estos encontraremos el equilibrio perfecto y un atractivo contraste para nuestras estancias.

Los colores neutros son ideales para crear esquemas monocromáticos. El blanco y negro son perfectos para estancias como el comedor, una habitación, el pasillo, una cocina o el baño… así mismo, si nos gusta el estilo minimalista, siempre podremos añadir mobiliario de líneas sencillas y simples… para un comedor quedaría genial!

Pero además de servir para el estilo minimalista, también podemos logran un buen ambiente moderno con estos dos acertados colores. Ambos puden dotar de interés a cualquier estancia.

Según la forma que tengamos de combinar los colores, puede plantearse el ambiente de la sala, de una u otra forma. Por ejemplo las paredes pueden ser de un solo color, el blanco y el resto de mobiliario en color negro o viceversa… 

Otro ejemplo es pintar una pared completamente de negro y las molduras pintarlas en color blanco neutro… esto creará un hermoso juego de luces y sombras sobre el muro.. arriba el contraste!

Si quieres más ejemplos, para evitar el contraste tan marcado entre estos colores siempre podemos utilizar colores neutros y cálidos o contrarrestar con lamadera.. al ser un material noble, natural… aportará una agradable sensación de comodidad en tus estancias.

Por último te comentamos que el color blanco debe ser protagonista siempre que tengamos una vivienda de pocos metros cuadrados, así ganaremos espacio y luminosidad… pues el color no absorbe la luz… es decir, la refleja. De esta manera se hacen perfectos ambos colores, sobretodo el blanco para el uso de comedores, cocinas y baños pequeños!