Buenos días amigos, en el espacio de hoy hablaremos sobre la decoración utilizando como método principal, los textiles.

Los textiles son el instrumento perfecto para cambiar el aspecto de nuestro salón, renovarlo con la llegada de una nueva temporada o dar color al sofá, las ventanas…

Por ello una vez que hemos elegido los muebles y el color de las paredes, debemos prestar atención a los textiles.

Lo ideal es apostar por muebles sencillos y sofás y butacas en tonos sobrios para dar color y alegría a través de los cojines y cortinas que siempre podremos cambiar con mucha facilidad. Vamos a analizar los cinco grupos de textiles que nos permiten cambiar el aspecto de nuestro salón.
 
1. Siempre asociamos las alfombras al frío, dejando de lado las enormes posibilidades decorativas que nos ofrecen. En la zona del sofá pueden completar el conjunto y aportar un punto de confort extra al poder andar descalzos.
 
2. Si tenemos algún sofá, sillón o butaca de gran calidad pero algo desfasada en cuanto a colores o modas, podemosoptar por volverla a tapizar. De esta forma la vamos a renovar con un presupuesto bastante ajustado y podemos cambiar el aspecto de todo el salón.
 
3. En los últimos años el mundo de las cortinas ha sufrido una auténtica revolución. Ya no sólo tendremos que pensar en los colores y estampados elegidos, sino que debemos decidir el tipo que va más con el estilo de nuestros salón.
 
Si queremos un toque clásico las caídas son la mejor opción, si queremos algo muy discreto los visillos quedan genial y para los hogares más minimalistas los screen han supuesto una auténtica revolución.
 
4. Si queremos cambiar el sofá o darle un toque más colorista los cojines son los mejores aliados. Desde tonos lisos hasta dibujos o mensajes divertidos, la clave está en saber mezclarlos para dar una composición única.
 
5. Por último, la zona del comedor suele ser la gran olvidada dentro del tema textil. Si vemos que la decoración ha quedado un poco sosa podemos integrar un camino de mesa dentro de la misma dando color a la mesa o haciendo juego con el tapizado de las sillas.