Queridos amigos hoy en Decoración 2.0, os contamos una fantástica idea para poner un cariñoso detalle en la cocina de tu hogar. Esta linda bruja además de decorar algún rincón de esta estancia, puede servir para regalar o bien para la decoración de los cuartos de los más pequeños de la casa.

Hecha con hojas de maíz, esta simpática bruja es sencilla de realizar, con pocos elementos. Pon atención si deseas realizar una bruja parecida a esta lo primero que haremos será hacernos con algunas hojas de maíz, una cuerda negra o lana en este color, algo de hilo, tres limpiadores de pipa en color beige, tijeras y pegamento.

Las hojas de maíz se ponen en remojo para poder moldearlas mejor. Después le quitamos el agua y hacemos un pequeño manojo con trozos de cuerda o lana negra. Hazle un nudo en uno de los extremos y envolvemos con varias hojas de maíz… el manojo final lo ataremos con un limpiador de pipas color beige.

Ahora coge una hoja de maíz y la recortamos un poco, esta servirá para ubicarla sobre la cuerda negra. Esta hoja la atamos con otro limpiador de pipas. De esta forma vamos realizando una bola que será la cabeza de la bruja. Los hilos negros deben verse pues estos formarán el pelo.

Ahora coge una cáscara de maíz y enrolla el limpiador de pipas. y ata los extremos con otro limpia pipas. Esta pieza la ubicamos entre dos hojas de maíz, en el cuerpo de la muñeca. Seguidamente envolvemos sobre la cintura de la bruja y por debajo de los brazos otro limpiador de pipas.

El sombrero es sencillo de realizar. Para ello se han recortado dos formas circulares en una hoja de maíz. Estas tienen unos 10 cm de diámetro.. con las tijeras recortamos uno de los circulos por la mitad y hacemos un cono. Hazle algunos cortes en su zona más amplia. Por último dobla estos cortes, como si fueran solapas y péga el cono sobre el círculo entero. 

La escoba de la bruja es un rectángulo de cáscara de maíz, hecha flecos y envuelta alrededor de un pabilo o pequeña varilla de madera. Tenemos que asegurarnos de que no se desarme la escoba asegúralo con un limpia pipas.

Por último pegamos con un poco de adherente a la escoba y la ubicamos en la mano de la bruja. El pegamento también lo pegamos en la cabeza y por último buscamos un bonito rincón para ponerla. Si quieres puedes pintarla, con tus colores favoritos.