Si te encanta Halloween y buscas una sencilla idea para decorar tu mesa, hoy te ofrecemos una bonita solución para embellecer cualquier superficie. Estamos acostumbrados a utilizar las calabazas, en la noche de brujas, como elemento esencial de esta decoración.

Pero no solo sirven para grabar en ellas horripilantes y divertidos rostros… en esta ocasión vamos a realizar una especia de jarrón como centro de mesa, utiliando una calabaza.

Los materiales son una o varias calabazas, dependiendo si quieres realizar una composición. Además necesitaremos un cuadrado de espuma o esponja floral y algunas bonitas flores… pueden ser flores secas, de tela o frescas.

La calabaza que vamos a utilizar es una bastante redonda. Basta con cortar la parte superior y sacar toda la pulpa y semillas. Una vez bien limpia y seca por dentro, podemos impermeabilizar la calabaza con un producto específico. Recuerda que nuestro objetivo es convertirla en un hermoso jarrón.

Impermeabilizada, también vale con algún tipo de plástico, colocamos la esponja floral empapada en agua. Ahora solo resta ubicar las flores que más nos gusten, estas pueden ser flores de temporada, hojas secas, bayas… etc.