En el artículo de hoy hablaremos sobre la decoración a base de cojines y almohadones. Siempre comentamos que los detalles son un recurso esencial en la decoración, con ellos enriquecen la misma y el resultado es mucho más atractivo.

Podemos poner muchos artículos que tengan este objetivo, los almohadones son uno de ellos. Podemos encontrar este tipo de textil en multitud de colores, texturas y acabados diferentes.

La versatilidad de este artículo es impresionante. Podemos tenerlos de muchas dimensiones diferentes, además en la actualidad podemos realizar algunas impresiones digitales en los mismos… o realizar nuestros propios cojines con retazos de tela.

Hoy también podemos reciclar tela y realizar nuestros almohadones personalizados. En casi cualquier tipo de ambiente lograremos los mejores resultados añadiendo unos estupendos almohadones.

Los almohadones más tradicionales suelen ser cuadrados o rectangulares, pero a día de hoy podemos encontrar todo tipo de formas en los mismos.. incluso en forma de objetivo de fotografía.

Por ejemplo los almohadones son un estupendo recurso para renovar algún sofá, un viejo sillón  esto les dará un nuevo look y si encima podemos pintar el mueble mejor. Según el tipo de almohadón que incluyas, así conseguiremos uno u otro estilo.

En el dormitorio o en ciertos sillones quedan muy hermoso la superposición de almohadones, además es mucho más cómodo para la persona que se sentará. Esta superposición es la solución perfecta para las camas de matrimonio, dormitorios infantiles, salitas de estar y sobretodo camas si son de forma cilíndricas.

Así que ya sabes, en el mercado tenemos un gran abanico para seleccionar el cojín o los almohadones que más nos gustan o nos pegan con la decoración de nuestra vivienda.