Si tienes antiguas macetas de barro que quieras renovar su look, hoy te presentamos una forma económica de hacerlo. Tan solo necesitas una maceta de barro, algo de pintura en relieve blanca o del color que quieras.

Por otro lado necesitarás un lápiz de mina gruesa, crayón fino o tiza, acrílico negro, pinceles, barniz, un paño seco y pintura acrílica del color que quieras.

Una vez que tengamos todo, dibujamos en la maceta el diseño que queramos realizar. Podemoas hacer cualquier trazado que se parezca a una puntilla, así daremos el efecto que buscamos.

 Hecho, pintamos con la pintura de relieve sobre el diseño trazado. Recuerda que estos botes vienen con una punta especial para poder dibujar. Dejamos secar bien y preparamos el acrílico negro bien diluido en agua y aplicamos por toda la superficie de la maceta. Con esta técnica la oscureceremos pero no demasiado.

Ahora pinta la zona superior de la maceta con el color que más te guste, dejamos secar bien y aplicamos dos o tres capas de barniz. De esta forma protegeremos el trabajo sobre todo si vamos a decorar zonas exteriores. Dejar secar entre capa y capa.

Como ves una forma muy sencilla de decorar nuestras macetas antiguas.