A base de ver día tras días diseños de objetos y decoraciones interiores del hogar me he percatado de una cosa: no me entusiasma la decoración completamente blanca. Me parece un color muy puro, y me encanta, pero también me encanta el color y creo que no podría vivir en un lugar en el que las diferentes tonalidades y gamas de colores inundasen mis ojos.

Quizá por eso me ha gustado tanto la decoración de esta casa, por que el blanco en el elemento principal, que da paz y equilibrio al hogar, pero al mismo tiempo las notas de colores vivos salpican el ambiente inmaculado.

Salón, dormitorio, baño, cocina, comedor, todo impecablemente pensado y colocado para equilibrar los colores más vivos con el blanco.

Todavía no tenga casa propia así que tengo tiempo de decidir cuál es el estilo que más me gusta para decorarla, y creo que esta es una muy buena opción.

Más información: Otthon