Buenos días amigos, hoy continuamos con la segunda parte de estos interesantes espacios que nos ayudará a saber de que manera limpiar los metales que tengamos en casa.

Recuerda que el acero es otro de los grandes presentes en las viviendas… podemos encontrarlo en todo tipo de electrodomésticos sobre todo ahora que se encuentra de tendencia. En la cocina lo tenemos muy presente como material elegante, de fácil cuidado. 

Además lo tenemos presente en el menaje de la cocina como por ejemplo en sartenes, ollas, cazos de acero inoxidable. También puede estar en tus superficies, en muchos de los artículos con los que convivimos diariamente.

Aclarado este punto os comentamos que el acero suele mancharse con facilidad, con solo apoyar la mano quedan tus huellas. En la actualidad se habla de superficies anti huellas.. pero  siguen manchandose con relativa facilidad.

Limpiar todos nuestros artículos puede llegar a ser bastante cansado.. pues parece que nunca llegarán a estar limpios del todo. Por ello desde aquí queremos ayudarte con algunos consejos.

Sabemos que en el mercado existen productos específicos para limpiar el acero.. aunque en ocasiones no nos funcionan tanto como debieran. También existen remedios o recetas caseras para proceder a la mejor limpieza… por lo menos nos saldrá mucho más económico.

Algo que tengamos en casa y que nos ayudará a limpiar las superficies y otros objetos en acero, es el aceite de oliva.. este abrillantará los metales.. es una buena solución si no queremos que el acero se vuelva opaco, sin brillo.

Lo haremos en diferentes tiempos o etapas. Lo primero será buscarnos un limpiador jabonoso.. primero quita el polvo si lo tiene con un trapo y luego añade limpiador jabonoso. Después pasamos a la etapa de agua con un poco de bicarbonato esto lo pasamos por el lugar a limpiar..

También podemos utilizar un trapo con vinagre.. esto limpiará bastante. El siguiente paso es coger un pulverizador con un poco de agua y amoníaco.. pulveriza las superficies y luego seca con un trapo que no deje pelusa.. esto hará que nuestras superficies queden bien limpias y abrillantadas.

Por último, como truco final.. un paño humedecido en ginebra.. dejará las superficies y objetos de acero, perfectamente impecables.