Maderas muy expresivas, telas en tonos crudos, muros texturizados y colores calidos confieren a una excelente decoración de recamara que pueda compartir un carácter moderno y femenino.

Se puede crear una hermosa recamara, en la cual se desee presentar un concepto en el que uno se pueda basar al momento de hacer un proyecto de interiorismo, como bien puede ser un estilo contemporáneo.

Se puede destacar la riqueza de los elementos que componen las propuestas de decoración que cada quien deseen utilizar: Maderas muy expresivas, tonos crudos en textiles, remates de color en muros, acabados texturizados y colores cálidos.

Resalta la presencia de accesorios decorativos de mucha textura, como bien puede ser la utilización de pequeños y lindos cojines estilo guatemalteco: Productos sumamente visibles que estimulan la imaginación y son muy expresivos, al igual que los tapetes del mismo estilo.

La selección de muebles tiene que ser limpia, se busca la expresión de color y tacto, que al momento de tocar el mueble, sientas calidez del estilo o de la región e la que te encuentres. Puedes tener un ambiente muy limpio, muy contemporáneo, y darle un toque con una sola pieza.

El objetivo de decorar los dormitorios con este tipo de estilo, fue el de hacer un ambiente más autentico, con una personalidad muy identificada para cada usuario, a diferencia de la decoración que comúnmente se aplica en este tipo de espacios.

Por lo general, se hacen recamaras para niña  y la del niño, las dos con estilos infantiles: Esta decoración, tomando en cuenta sus tamaños, proporciones, igualmente el poder adquisitivo, se puede uno imaginar que sería una familia consolidada, a lo mejor con dos niñas, de 5 y 8 años más o menos y un joven de 17.

Se puede optar como el vinil, siendo el punto de atención de cualquier dormitorio que se desee decorar y diseñar.