Hoy, queridos amigos, deseamos compartir con vosotros una fantástica idea para tapizar taburetes. Si buscas alguna soluciòn decorativa para tus hijos, hoy te proponemos tapizar este taburete para convertirlo en una seta silvestre!

Esta especie de seta es perfecta para colocar en la propia habitación del pequeño o quizás en el jardín. Lo ideal es realizar un grupo de pequeñas setas.

Hay muchas formas de tapizar un taburete para niños, pero hoy queremos hacerlo de forma divertida con un resultado realmente espectacular… si te gustan las setas, esta te encantará.

Lo único que tendremos que reunir son los siguientes materiales, un taburete de madera, algo de fieltro rojo, fieltro en color blanco, relleno que puede ser de esponja, vellón o lo que tu quieras.

Luego conseguiremos una grapadora para tapizar, unas tijeras, máquina de coser o hilo y aguja, pintura en color marrón para la madera y un pincel.

Con estos elementos vamos a transformar un sencillo taburete en un asiento para niños de los más simpático! Así que lo primero que vamos a hacer es limpiar bien el taburete que tenemos.

Si es nuevo comenzaremos directamente, si no lo es primero deberemos deshacernos del angitiguo tapizado y relleno, luego tendremos que lijarlo y limpiarlo muy bien de resto de impurezas.

Lo siguiente que haremos será pintar el taburete del color que queramos, si no queremos color utilizar barniz incoloro. En esta ocasión se ha pintado en un bonito color marrón.

El siguiente paso será tomar el fieltro en color rojo y ponerlo sobre una superficie lisa. Pon el taburete encima de esta y recorta un círculo más amplio que el diámetro del propio taburete..

Después recortamos círculos de fieltro en color blanco, estos los podemos hacer con un compás y luego recortar. Una vez que tengamos suficientes, los cosemos sobre el fieltro de color rojo… así imitaremos a un hongo o seta.

Ahora coloca la tela del revés sobre la superficie de trabajo, apoyamos sobre esta el taburete y le añadimos unas cuantas grapas para que se vaya sujetando la tela a la madera.  Ve grapando la tela hasta tener más o menos medio taburete completado… después damos la vuelta a todo el conjunto y vamos rellenando por la abertura con vellón o lo que hayamos decidido utilizar para este fin.

Una vez metas todo el relleno, terminamos de sujetar la tela con grapas a la madera. Procura que las grapas queden siempre debajo del taburete…. y todo listo!

Esta es una sencilla forma de tapizar un taburete infantil para que los niños puedan jugar y se se sientan cómodos.

  • Pingback: Taburetes o Setas | En Casa Globaliza()

  • Pingback: Bitacoras.com()