Decoración de habitaciones de niños y bebés

La decoración de las habitaciones de los niños puede ser maravillosa con colores pálidos o delicados, brillantes o fuertes. Colores como el verde, rosa fuerte, amarillo, naranja, tonos de jardín o colores de la gama del verde o del azul pueden utilizarse en la decoración de las habitaciones de niños y bebés.

Lo importante es que el resultado final sea armonioso y bello, y principalmente que  el resultado sea un espacio acogedor para los niños.

Todos recordamos con cariño las habitaciones donde dormíamos en nuestra infancia, la alfombra verde en forma de hoja, el empapelado de la pared con canastas o coches pequeños. Tal vez no podamos reproducir las mismas ideas pero no nos olvidamos de las sensaciones que nos transmitían.

Decorar la habitación de un niño utilizando un tema acorde con su edad y usando sus colores favoritos es una gran manera de crear un espacio inolvidable para su hijo. Elije un tema de decoración para un niño o una niña, según el caso, agrega sus colores favoritos, y añade cosas que sean importantes para su hijo. De esta forma podrás conseguir un cuarto que tu hijo nunca olvidará.

En cuanto a las habitaciones de bebés, los colores azules y verdes quedan muy bien. Los muebles de color blanco otorgan al ambiente un aspecto fresco y limpio.