La decoración de interiores, aprovecha toda una variedad de hermosos colores que se convierten en recintos ya elegantes que divertidos, según el estilo de decoración que se quiera lograr. Uno de los colores tan atractivos para decorar una casa, es el anaranjado. Es un color alegre y divertido que viene bien siempre, y que convierte ambientes en una eterna primavera.

El anaranjado como color básico de la decoración combina con otros tantos colores, y puede resultar perfectamente equilibrado entre colores suaves como el beige o igualmente intensos como el negro, todo depende insistimos, de lo que personalmente se quiere lograr con la decoración con color anaranjado. Hay toda una variedad en cuanto a tonalidades del color anaranjado, así que no faltan opciones.

Si se elige un color vibrante igualmente podemos combinarlo, con una tonalidad más suave del mismo naranja para lograr una decoración de interiores elegante y refinada, pero que transmite un aspecto extremo de relax. Mientras que si combinamos el anaranjado con otro color igualmente intenso como el azul o el negro, recreamos una atmósfera igualmente acogedora pero más relajada, divertida, ideal para entornos de primavera verano que se quieran crear.

decorar con anaranjado

Porque el anaranjado no es un color que pensaríamos dentro de corrientes definidas, como decoración de interiores con tendencia invernal y tampoco en estilos vintage o shabby chic, porque es un color demasiado luminoso para ello. Y es un color tan bonito que lo mismo lo aprovechas en el salón que en la cocina y el baño. En el dormitorio también puedes emplearlo muy bien.

Así que sirvan estas ideas para decorar con color anaranjado para inspirarte, si estás pensando en cambiar el color de las paredes. Los colores intensos y vibrantes como el anaranjado siempre nos hacen sentir entusiastas y positivos, dan la nota alegre y suponen una forma muy atractiva de iluminar un salón, un pasillo o toda la casa.