No se a vosotros, pero a mi una de las tareas que me resulta más gratificante es decorar y cultivar mi jardín. Además de que físicamente es buenísimo ya que hacemos ejercicio, trabajamos cara a cara con la naturaleza y nos conectamos con ella.

Si tenemos jardín, no debemos desaprovechar la oportunidad de decorarlo. Con unas mínimas ideas, éste se convertirá en parte fundamental de la decoración global de la casa.

Elegir plantas y flores para el jardín

Lo primero es elegir las plantas o flores que vamos a poner en nuestro jardín. Debemos estudiar el tipo de clima de nuestra zona y las plantas que se adaptan a él. Es importante conocer su resistencia al frío, ya que según sean las inclemencias del tiempo en nuestra zona, así será la supervivencia de las plantas que elijamos para nuestro jardín. Lo mejor sería consultar con un jardinero profesional. Él te podrá informar de las especies de plantas que se adaptan bien al clima en el que te encuentras y las que no. Es una buena forma de asegurarse el éxito de la plantación.

También influyen mucho las propias características de nuestro jardín, pues el tipo de suelo es tanto o más importante que la climatología. Una vez sepamos las debilidades y los puntos fuertes de nuestro terreno, entonces procederemos a decidir qué queremos plantar o cultivar y dónde. Debemos hacer un estudio de los principales problemas que nos pueden surgir y de las posibles soluciones que podemos aplicar.

Decoramos nosotros…

Quizá esta sea la parte más complicada del proceso, pues comenzamos a decorar nuestro jardín. La mejor idea es dibujar un mapa del jardín y, sobre el plano, llevar a cabo una pequeña representación de los colores que le vamos a dar dependiendo de lo que vayamos a cultivar.

Por supuesto, puedes decorar tú mismo tu jardín sin ayuda de profesionales, pero te aseguro que es difícil que aciertes a la primera. En un terreno amplio es complicado hacerse una visión global de la distribución. El encontrar tu jardín ideal será  cuestión de realizar muchos bocetos distintos, hasta que encuentres exactamente lo que deseas para tu terreno.

A pesar de que hay multitud de posibilidades, todo depende de tu imaginación. Debes tener muy en cuenta las tallas, las formas, los colores y las texturas que tienen cada una de las plantas y flores, así como el crecimiento previsible que se espera de ellas, podríamos sorprendernos en ambos sentidos, demasiado lento, o rápido.

O un paisajista profesional…

Si estás muy desorientado a la hora de buscar ideas para decorar un jardín, siempre puedes recurrir a la ayuda de un paisajista que diseñará un jardín de revista, ya que él sabe exactamente lo que le conviene a tu terreno, qué le irá mejor y cómo aprovechar al máximo las características del mismo. Desde luego siempre te escuchará previamente, para adaptar el jardín a tus preferencias, y conseguir un espacio  exterior que se fusione con la decoración interior, y refleje la personalidad de sus propietarios. Para ello hay empresas especializadas que realizan un diseño sobre cualquier área exterior: terrazas, jardines, grandes parcelas… y se ocupan absolutamente de todo: jardinería, albañilería, pavimentos, tarimas, porches y pérgolas de madera, etc.

Colaboración: Dmaspv