Quizá este post os sorprenda por tener poco que ver con la decoración, pero sin embargo tiene más que ver de los que pensáis. Primero porque al fin y al cabo es decoración, pero del cuerpo humano, y segundo porque su creadora proviene del mundo del diseño industrial. Al ver la noticia no he podido resistirme las ganas de contároslo y es que en este post hablaremos de “ropa inteligente”.

La diseñadora Laura Morata ha creado un nuevo concepto de ropa inteligente, que “aúna diseño y tecnología para vivir mejor”, según explica la propia diseñadora. Siguiendo esta premisa encontramos prendas que levantan el ánimo, que calman el estrés, que mantienen la temperatura corporal y que incluso repelen mosquitos.  La finalidad de todas ellas es facilitar la vida a la mujer moderna, estresada por los rigores del día a día actual. Son madres, amas de casa y trabajadoras, mujeres todo terreno.  “Son prendas con tecnología que permiten personalizar la ropa, preservar el medioambiente y encontrar el bienestar”.

Para calmar el estrés o levantar el ánimo Morata ha utilizado la aromaterapia, en el sentido de que el olfato llega directo al cerebro, y las prendas incluyen microcápsulas con esencias naturales que despliegan sus propiedades en el momento de vestirlas. Así por ejemplo, confiesa que para los trajes de novia suele utilizar vainilla y jazmín, “que calman los nervios y relajan”.

La fresa y manzana ácida son utilizadas para prendas de consumo diario (vestidos, pantalones, camisas, etc…) para estimular los ánimos decaídos, “de esta manera, ninguna persona, ni tan siquiera el jefe te puede fastidiar el día”, explica la diseñadora catalana.

Dejando atrás el apartado de los olores, también ha creado prendas antimanchas que repelen la lluvia y cualquier líquido, “son prendas que, al mismo tiempo que dan seguridad, evitan que se laven continuamente, proceso que contamina los ríos”.

A ellas se unen las prenda antiestrés, con microcápsulas de antiestáticos que evitan que las mujeres se cargen de energía electrostática que desprenden el teléfono móvil o el ordenador (ambos utilizados a diario más tiempo del que quisiéramos).  Esta línea se denomina, muy acertadamente, !Qué Paz!.

Las prendas antimosquitos completan esta colección de ropa tecnológica y ecológica. En su tejido incluyen un producto repelente que consigue desviar los picotados de este insecto.  A través del PCM (Phase Change Material), también microencapsulado en abrigos y chaquetas, Morata ha conseguido coser prendas que mantienen la temperatura corporal tanto en verano como en invierno, en las condiciones climáticas más adversas.  Para ello recorre a la pintura fosforescente, que absorbe energía de los rayos utravioletas y emite luz en la oscuridad, tecnología que ha empleado en algunos vestidos de novia”.

El problema que surge tras su fabricación es el carácter perecedero de sus propiedades, que van despareciendo con su uso, pero ya se está estudiando como poder recargarlas para que duren más tiempo (más de un año).

Todo estos modelos podemos encontrarlo en la web de “Madre Mía del Amor Hermoso” firma que ha creado Laura Morata para sus creaciones ecológicas. Sus tiendas las podemos encontrar en Barcelona y Madrid.

Vía: 20 minutos