Siempre supe que quería dedicarme a reacomodar cosas, reconocí que en mi punto de partida estaba la idea del lugar y por esto decidí estudiar para arquitecta en la Facultad. Todos los conocimientos que recibí me hicieron entender que el espacio se puede acomodar o reacomodar para crear un ambiente en que vivir lo más confortablemente posible. Aun me pregunto si eso lo tenían claro algunos compañeros de clase.

Para poder crear un espacio bello no hace falta se arquitecto, con pequeños detalles pueden hacerse cambios significativos; de lo que se requiere es de sensibilidad y ese no es un talento natural sino el resultado de la investigación y la práctica. Cuidar de no perder la visión del espacio en general y que es lo que queremos lograr, de la relación de los muebles con el espacio en proporción, composición, colores, ritmo. De gran importancia el manejo de la luz, de la sombra, de los vacíos.

Uno de los cambios en decoración que me parece fundamental para la consolidación de un espacio es el uso del tapete, con eso se limita y se define un área. Quiero para mi piso uno puesto en el estudio; me parece que le viene muy bien en invierno y que en verano lo aparta un poco del total de la casa, perfecto para quien trabaja y no quiere ser distraído. Para la habitación de los chicos encontré un tapete muy divertido manufacturado por JHON POUR HOME, se llama LITTLE BLACK RUG. Tiene un mensaje muy divertido que los dirigirá rápidamente al cine de acción y es una bella decoración para su habitación. Mide 92 x 130 cm. Mayor información en la página Web www.johnpourhome.com