Hoy en día sabemos la importancia de economizar recursos y proteger el medio ambiente, el cual se encuentra muy explotado y estamos agotándolo a un ritmo demasiado acelerado e irreversible en muchos casos.

Pero existen formas de contrarrestar estas tendencias y se pretende ayudar a hacer retroceder todo este proceso que se ha encargado de arruinar nuestro ambiente. Aquí van unos pequeños pero importantes consejos para tener una decoración ecológica en casa.

Para comenzar una buena forma de pensar en el tema es reposar en un colchón hecho de lana o latex natural y ya que estamos hablando de colchones podremos optar también por la ropa de cama fabricadas de algodón o lino orgánico. Además de proteger el ambiente tiene la gran ventaja de reducir el riesgo de padecer alergias.

Cuando se dedique a elegir que colocar sobre el suelo, prefiera el linóleo antes que el vinilo. El linóleo está producido con materiales naturales y renovables, por su parte el vinilo tiene como base productos químicos con base sintética. Pero puede optar por otros sin el linóleo, tales como el hormigón pulido, la piedra, los azulejos de vidrio reciclado, el corcho, el bambú, eucaliptus o cualquier otro tipo de madera que sea reciclada o ecológicamente sustentable.

Utilice pinturas ecológicas en vez de pinturas tradicionales, pues las tradicionales contienen niveles elevados de compuestos orgánicos volátiles, como los vapores y químicos que además de ser nocivos para la salud, ayudan a empeorar el calentamiento global.

¿Cuales son las pinturas que debe utilizar entonces? Debe elegir las que sean biodegradables y reciclables, es bueno utilizarlas porque además de ser naturales, son mucho menos tóxicas. Esto se aplica también al papel de pared.

La decoración puede ser también sustentable. Son pequeñas elecciones que hacen la diferencia. Logrará también una decoración hermosa y podrá tener la conciencia tranquila de que está ayudando el medio ambiente y no lo está perjudicando por cumplir el sueño de decorar a gusto su hogar.