Aunque para muchos el Feng Shui es una pseudociencia, nada puede negar la gran influencia que ha tenido en Occidente durante los últimos años del siglo XX hasta hoy. Iniciada como una disciplina de vida inspirada en las creencias taoistas, se inspira en los colores como fuente de energías positivas y claro esos colores para que funcionen positivamente, se pueden aprovechar también en la decoración de interiores estilo Feng Shui.

Hay una paleta básica de colores del Feng Shui, pero realmente se pueden encontrar vibraciones positivas y atractivos en todos los colores aunque unos tengan mayores cualidades que otros, hoy nos concentraremos en el anaranjado como el color ideal para promover energías positivas en el dormitorio. Y si pensamos en el dormitorio infantil, por qué no aprovechar el colorido atractivo del anaranjado y sus cualidades de vitalidad para crear un entorno infantil de mucha belleza y positividad.

Hay que aclarar que dentro de las más conocidas tendencias de decoración, se considera que los colores vibrantes como el rojo intenso y en este caso el naranja, usados uniformemente en la decoración resultan excesivos. Dentro de la corriente Feng Shui, inspirada en las cualidades de los colores, no resulta así y en cambio se cree, propicia una atmósfera que resulta influenciando en el ánimo.

decorar_dormitorio_con_color_naranja

En el dormitorio infantil, el anaranjado promueve el entusiasmo, algo que resulta excelente cuando sabemos que los pequeños no son tan animosos a la hora de levantarse por la mañana. Pero también es el color de la alegría, la amistad, la sociabilidad, el entusiasmo algo que todos queremos promover en los chicos y resulta por ser un color tan promotor de lo amigable, perfecto para cuando queremos decorar dormitorios que comparten dos o más chicos.  Así que aprovechar el anaranjado es una forma de decorar un coqueto dormitorio que además resulta muy motivador.