Las bolsas de arpillera están de moda… Ese elemento que aparentemente servía de poco más que su función habitual últimamente ha adquirido protagonismo en la decoración y se ha convertido en auténtico protagonista adquiriendo forma de mantel, tapizado de un sillón o silla, cortina, fondo de un marcco, etc.

Se cual sea el elemento que decora o sea cual sea el lugar o rincón de la casa en que se encuentra, la arpillera siempre aporta un toque original con cierto aire vintage que convierte en especial ese elemento, rincón o estancia.

A continuación puedes ver algunos ejemplo de decoración en los que se ha utilizado las bolsas de arpillera:

Este viejo sillón se ha visto renovado y totalmente actualizado gracias al tejido de arpillera con el que ha sido tapizado.

sillón arpillera

Lo mismo ocurre con este viejo mueble que con una simple mano de pintura blanca y algunos retales de arpillera, se ve totalmente renovado, aportando así a la decoración un toque diferente y original.

mueble con arpillera

Incluso, utilizada para cubrir una botella o un florero, una bolsa de arpillera se puede convertir en un encantador detalle que difícilmente pasará desapercibido.

bolsa arpillera

Cojines, mantel, bolsas para guardar el pan en la cocina, cortinas… Son muchos los usos que puede tener una bolsa de arpillera.

Como puedes ver en las imágenes anteriores, a pesar de parecer en un principio un tejido un tanto tosco, bien empleado se puede convertir en un detalle delicado y espacial.

Una de las grandes ventajas de decorar con arpillera es que resulta realmente económico… ¿Te animas?