Hoy te proponemos una actividad que podemos realizar con niños, además es estupenda para la decoración de eventos tales como Navidad. Estos Angelitos estan hechos con materiales sencillos de conseguir y su acabado es genial para colgarlos en cualquier rincón.


Los materiales que necesitaremos son los siguientes:

Chenille

Acrílicos

Pincel

Plumas de colores

Silicon líquido

Bolas de unicel pequeñas

Lo primero que tenemos que hacer es cortar la zona más puntiaguda de la piña. Dejala como base. Luego pintaremos con brillantina y los acrílicos dorados o nacarados toda la superficie de la piña.

A continuación tomamos la bola de unicel y pintamos la cara del Ángel. Dos ojos y una boca. Luego con chenille o limpiapipas marcamos la aureola del mismo angelito.

Por último utilizaremos las plumas como alas. Estas también podrán estar hechas de chenille… como prefieras. Pega las dos plumas y listo! ya podemos decorar nuestro rincón favorito, ponerlos en una estantería o colgarlos del árbol de Navidad.

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorDecorando con bolsas de arpillera
Artículo siguienteLos números de mi decoración
Silvia Martínez Casares

Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria… etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida!
Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)… entre muchas otras cosas!


  • Petra Gonzalez Jaspe

    Deseo recibir el curso gratis de decoración Gracuas