decorar con plantas

Utilizar las plantas como elemento decorativo e incluirlas en la decoración de cualquier estancia o rincón es algo que, a la mayoría, nos gusta.

Es cierto que las plantas requieren de unos cuidados muy específicos que varían  dependiendo del tipo de la misma. Sin embargo, ese tiempo que las plantas exigen se ve recompensado con la gran cantidad de beneficios que aportan: contribuyen a crear espacios más relajantes, reducen los niveles de CO2, hacen que la humedad de la estancia se eleve y a nivel decorativo tienen mucho que ofrecer.

Es posible encontrar plantas de todo tipo, tamaños y colores… Lo cuál supone una gran ventaja a la hora de seleccionar una planta para que combine con un ambiente, un estilo, un color o un espacio determinado.

Dependiendo del lugar en el que hayas decidido colocar la planta o plantas, es recomendable que te asegures de que la planta es adecuada para ese espacio; no todas las plantas precisan de la misma luminosidad, de la misma temperatura o de la misma humedad. Lo mejor es que seas consciente de que una planta es un ser vivo que requiere de unos cuidados, si no los puedes atender de manera adecuada, simplemente prescinde de ella.
¡Ten cuidado dónde las colocas!, hay lugares que es mejor evitar, como por ejemplo las fuentes de calor.

Ahora, que sabes cuáles son los pros y los contras de decorar con plantas… sólo tienes que decidir si te compensa o no incluirlas en la decoración de tu casa, oficina o negocio.Y, si finalmente te decides a decorar con plantas, ¡disfrútalas!

Compartir