Decorar con rocases una idea que hemos extraído de la cultura oriental. Una idea que poco a poco ha ido ganando terreno tanto en la decoración de interiores como en la decoración de exteriores.

Las aplicaciones posibles y utilizadas son infinitas, desde pequeños detalles utilizados habitualmente, como por ejemplo un pequeño recipiente de cristal con pequeñas piedras dentro hasta enormes piedras en el jardín a modo de jardín zen.

A continuación te muestro algunos ejemplos. Si te gusta la decoración con rocas, inspírate:

Una alternativa ideal para pequeñas casas es apostar por los pequeños detalles decorativos con piedras.

Un jarrón con piedras es una alternativa discreta, original y muy común. Además, resulta muy sencillo introducir un detalle así en la decoración, sólo es necesario un recipiente de vidrio, pequeñas piedras y si lo deseas algún que otro detalle como flores, velas, etc

piedras en un jarrón de vidrio

Aunque puedes optar por detalles menos comunes o habituales, por ejemplo, un candelabro, una base para la lámpara o un colgador de rocas:

lámpara de rocas

candelabro de rocas

colgador de rocas

Claro que si dispones del espacio suficiente puedes apostar por otras alternativas “a gran escala”.

Puedes hacer de una roca la bañera de tus sueños:

bañera roca

Aunque si prefieres prefieres los estilos más modernos, quizás esta aplicación sea una de las más modernas y también de las más atractivas.
Se trata de bordear la banera con roca fina.

bañera moderna de rocas

En casas que dispongan de jardín se puede apostar por incluir la rocas en el exterior, creando una especie dejardín zen.

jardín zen

Y si no dispones de un gran espacio exterior en el que construir unjardín zen, lleva el jardín dentro:

jardín zen interior