Buenos días amigos, hoy decoramos con cuadros en blanco y negro, con unos lindos perros de lo más simpáticos.

Además para dar un toque artístico y de color, han sido añadidos algunos toques de lana. Son muy sencillos de realizar y además sirven para decorar cualquier parte de tu hogar.

Las fotografías pueden ser tuyas, en este caso es de temática animal.. pero puede ser fotos de familia, de una sola persona, de tu hijo, de un viaje o un recuerdo especial.

cuadros

Las fotos que quieras, sácalas bien llevándolas a algún lugar para que te la impriman en papel fotográfico o bien imprimiéndolas en tu casa.

Como ves ha sido elegido el blanco y negro para añadir contraste. Particularmente me parece una gran elección, pues las fotografías en blanco y negro suelen tener bastante contraste y fuerza.

Cuando las tengas, coge un trozo de cartón… este simulará la base de la foto y parte de la decoración.

Puedes sustituir el trozo de cartón por un trozo de cartulina en otro color, también podrías poner un trozo de tela o lo que más te guste como fondo.

Recorta el trozo de base, que quieras poner, unos centímetros más grandes que la fotografía en blanco y negro.

Después con aguja y lana, del color que quieras, cose distintas partes de la fotografía… tal y como ves en la imagen.

Después de este paso, pega la fotografía con adherente en spray  u otro apto para papel. Luego solo tienes que buscar un marco.

El marco, esta vez, es en color blanco.. el cual puedes encontrarlo muy barato en tiendas como Ikea.

Esta elección ha sido hecha para que haga mayor contraste y pegue con el resto de la decoración. Pero puedes poner, este, en el color que quieras.

Espero que os guste la idea tanto como a nosotros.

fotografias

foto: abeautifulmess